El Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) ha suspendido las relaciones de trabajo que mantenía con los fabricantes de móviles Huawei y ZTE, citando las investigaciones judiciales de EE.UU con respecto a las supuestas violaciones de sanciones comerciales a Irán por parte de estas compañías.

En una carta abierta publicada ayer, Richard Lester, Jefe del Departamento de Ciencia e Ingeniería Nuclear del MIT, y Maria Zuber, Vicepresidenta de Investigación del MIT, afirmaron que la institución ha creado un nuevo método de revisión para algunas colaboraciones internacionales. En este sentido, los líderes dijeron:

Los profesores del MIT buscan de forma natural y entusiasta proyectos y colaboradores internacionales (…) Debido a que estas relaciones pueden presentar un conjunto distintivo de riesgos y preguntas, MIT siempre ha tenido procesos para identificar dichos problemas para cualquier proyecto.

Al parecer, tras este nuevo análisis de riesgos, el MIT ha tomado la decisión de no asumir compromisos nuevos con ZTE, Huawei o cualquiera de sus subsidiarias, motivado a las investigaciones actualmente en curso sobre las supuestas violaciones. En el caso de los proyectos con estas compañías que incluyan la participación de miembros del MIT, incluyendo las colaboraciones con investigadores de Huawei o ZTE, serán sometidos al proceso de revisión.

Huawei busca competir contra la Mac Pro con este nuevo equipo

La misiva asegura que se dará prioridad a los riesgos de propiedad intelectual, la seguridad, los controles de exportación, la seguridad nacional de EE.UU, la competitividad económica, los derechos humanos y civiles, entre otros aspectos. Asimismo, el MIT dijo que sus colaboraciones académicas y laborales con Rusia, Hong Kong y Arabia Saudita también serán evaluadas debido a ‘elementos de riesgo’.

Sin embargo, al menos Huawei sigue ganando la batalla contra la administración Trump. La prueba más reciente de ello fue la reciente declaración de la Unión Europea donde asegura que no impondrá a los estados miembros que prohíban la tecnología 5G del fabricante, pese a las sugerencias que ha hecho EE.UU al respecto.

Más en TekCrispy