Varias mujeres que trabajan en Microsoft han estado compartiendo relatos en los que han sido víctimas de acoso sexual y discriminación dentro de la compañía.

Así lo reveló un nuevo informe de Quartz, que tuvo acceso a una cadena de correos electrónicos que abarcan más de 90 páginas, y que describen situaciones en las que las empleadas son obligadas a realizar actividades administrativas pese a que tienen cargos técnicos, e incluso se les ha pedido que se sienten en el regazo de alguien frente sin que el departamento de Recursos Humanos actúe en su defensa.

La cadena de correos se inició el pasado 20 de marzo, cuando una de las trabajadoras de la compañía le pidió a otro empleado que la aconsejara acerca de su posición en Microsoft después de haber pasado 6 años sin ser promovida de cargo. Sin embargo, cuando el correo fue enviado, decenas de compañeras intervinieron para expresar sus frustraciones sobre la discriminación de sexo dentro de Microsoft y otros abusos sufridos en su entorno de trabajo.

Una de las mujeres comentó que al reportar una amenaza recibida de parte de uno de los socios de la empresa, su gerente masculino rechazó la denuncia y coqueteó con ella, instándole a superar la situación desagradable sin darle tanta importancia. El documento con los correos electrónicos está repleto de historias de las trabajadoras, que van desde la manera en que fueron menospreciadas a través de la carga de trabajo hasta comentarios de acoso sexual durante los viajes de trabajo.

Obtén el máximo control sobre las ventanas de Windows con SmartSystemMenu

Al parecer, la cadena de correos llegó a manos de la directora de recursos humanos de Microsoft, Kathleen Hogan, que declaró estar ‘horrorizada’ ante la situación y llevó los reclamos a instancias superiores. La ejecutiva afirmó que cualquier mujer que hace vida laboral en la empresa puede acudir a ella para reportar cualquier abuso y se comprometió a investigar cualquier situación irregular.

Sin embargo, parece que Microsoft no tiene la mejor reputación cuando se trata de manejar este tipo de casos. Actualmente, la compañía está saliendo airosa de una demanda presentada por tres empleadas, quienes aseguran que Microsoft no dio la debida importancia ni investigó más de 200 denuncias internas de acoso sexual y discriminación de sexo.

Más en TekCrispy