Un hombre británico despertó una mañana de esta semana y descubrió que su nombre de usuario en Instagram había sido arrebatado por la plataforma para entregarlo en “bandeja de plata” a la pareja real, Duques de Sussex, Harry y Meghan.

Según informa la BBC, Kevin Keiley es el nombre de la víctima a quien le removieron su nombre en Instagram porque, presuntamente, su cuenta estaba inactiva y suponemos que eso hacía a la pareja real más merecedora de portar el nombre @sussexroyal.

https://www.instagram.com/p/BvwZTPgBsvT/?utm_source=ig_embed

El instructor de manejo –quien fue dueño del nombre por tres años– explicó que el motivo detrás del mismo era una mezcla entre su fanatismo por el Reading Football Club y su lugar de residencia, West Sussex, Reino Unido. Asimismo, expresó no saber exactamente cómo sentirse: ¿halago o molesto?

A Rey muerto, Rey puesto

De acuerdo con lo que indica la BBC, la pareja real parece haber pensado en el mismo nombre del que ya era dueño Keiley de West Sussex, por lo que quizás, al tratarse de la realeza británica, Instagram deliberadamente lo tomó para otorgárselos.

Sin embargo, si bien se ha escuchado que algunos usuarios “pierden su identidad” por causa de hackers maliciosos y malintencionados, en esta oportunidad el mal actor fue la propia plataforma, por lo que es más que entendible que Keiley se moleste por la decisión sin previo aviso o consulta.

Instagram le confirmó a la BBC que en efecto sí habían tomado la decisión de arrebatar el nombre de usuario a su dueño original alegando que tenía un tiempo inactiva, por lo que se encontraba en la lista para ser elegida. ¿Debemos entonces suponer que esta no es la primera que pasa o pasará?
O, por ejemplo, ¿qué significa cuenta inactiva exactamente?

Quizás Keiley no era el usuario más presente en la red social, sin embargo, no se merecía ser víctima de la decisión mal tomada por parte de la plataforma de Zuckerberg.

Escribir un comentario