Según la firma de seguridad FireEye, los hackers norcoreanos han extraído millones de dólares en criptomonedas de casa de cambio de todo el mundo. Se presume que gran parte del dinero se ha usado para financiar el programa nuclear de Kim Jong-un.

FireEye ha destacado a un grupo de ciberdelincuentes muy capaces llamado APT 38, que se cree que forma parte del conocido grupo de piratería norcoreano Lazarus. El FBI responsabiliza a Lazarus por el ataque a gran escala del ransomware WannaCry en 2017, que causó daños por cientos de millones de dólares a través de más de 200,000 computadoras pirateadas.

Incluso expertos del Consejo de Seguridad de las Naciones Unida, han denunciado que Corea del Norte ha estado conduciendo varios hackeos a casas de cambio de criptomonedas.

Asimismo, Corea del Sur ha acusado a su vecino del Norte de hackeos ocurridos tanto en su país como en Japón, incluido el robo más de $ 500 millones en criptomonedas de Mt.Gox. FireEye también ha vinculado a Corea del Norte con el ataque un sitio web de noticias sobre criptomonedas en 2016, aparentemente para fines de recopilación de información.

Pero Corea del Norte no se ha limitado al robo de criptoactivos, también se ha involucrada es estafas con alcoints falsas y el uso de los cryptos para evadir las sanciones económicas impuestas por los Estados Unidos.

El caso se vuelve aún más alarmante cuando tomamos en cuenta que lo robado por APT 38 constituye un porcentaje significativo del PIB de Corea del Norte, el cual se canaliza a los programas de misiles y desarrollo nuclear de la RPDC. Y es que los analistas estadounidenses y la inteligencia surcoreana encontraron el mes pasado que Corea del Norte había comenzado a reconstruir una estación de lanzamiento de satélites y una instalación de prueba de motores, dos partes de su programa de misiles balísticos intercontinentales.

Escribir un comentario