Twitter le hace una jugada magistral al gobierno francés y utiliza su propia ley de noticias falsas para evitar que el gobierno dirija una nueva campaña electoral que tiene como finalidad instar a los votantes a registrarse para las próximas elecciones del Parlamento Europeo.

Esta ‘Ley sobre la manipulación de la información’ o ley de noticias falsas promulgada por el presidente francés Emmanuel Macron el año pasado, con el objetivo de evitar que las diferentes redes sociales manipulen a los usuarios e interfieran en las elecciones y responsabilizarlos por su papel en la difusión de información errónea y propaganda dudosa.

Una ley para erradicar las noticias falsas

Particularmente, esta ley trata de instar a las principales plataformas digitales (Google, Facebook, Twitter, entre otras) a que proporcionen información sobre donde provienen los anuncios políticos que se distribuyen a través de las diferentes plataformas, ofreciendo a cambio una remuneración para cada sitio.

El efecto rebote

Como es de esperarse, Twitter no se aguantó y utilizó esta ley como medio para refutar una serie de tweets patrocinados por los servicios de información del gobierno de Francia (GIS) en pro de una nueva campaña publicitaria que tenía la intención de instar a los votantes a registrarse para las próximas elecciones al Parlamento Europeo.

Una acción por parte de Twitter que ha enfurecido a los diferentes miembros del gobierno francés, quienes se han “descargado” a través de la red social mostrando su disgusto ante esta medida, que para ellos no es más que un “bloqueo” por parte de Twitter.

Un bloqueo injustificado

En este sentido, algunos diputados, como Naïma Moutchou han criticado el accionar de Twitter acusándolo de no respetar la ley de transparencia de Francia y calificando esta medida como una broma de April Fools.

De la misma manera, el ministro del Interior, Christophe Castaner, mostró su disgustó, pues en su opinión Twitter se tomó esta ley de forma literal. Asimismo, Castaner mencionó que ‘la prioridad de Twitter debería ser luchar contra el contenido que glorifica el terrorismo’ y no las ‘campañas para registrar el electorado de una república democrática’.

Finalmente, aunque Twitter no emitió mayores detalles sobre este bloqueo, se conoció que el gobierno francés no dejará pasar este tema, y en cambio este jueves se reunirá con compañías tecnológicas, como Google, Apple, Facebook y Amazon en una reunión del G7, para discutir a fondo este asunto de las cuales tendremos más noticias en un futuro no muy lejano.