La Comisión de Bolsa y Valores norteamericana (SEC) publicó un marco para que los inversionistas puedan determinar si un activo digital puede o no ser considerado un contrato de inversión y, por ende, un valor.

Este nuevo “Marco para el Análisis de Activos Digitales y Contratos de Inversión” se publicó acompañado de un anuncio oficial del ente.

Es importante señalar que dicho marco es una guía y no una regla, regulación o pronunciamiento del ente regulador.

Como afirman los autores, el marco no está destinado a ser un protocolo exhaustivo o servir como consejo legal, sino como una herramienta analítica que pueda ayudar a los emisores de tokens y operadores de Initial Coin Offerings (ICOs) a determinar si lo que ofrecen debe someterse a las regulaciones de las leyes federalaes.

El marco se concentra en determinar si un activo digital cuenta con la característica de un tipo de valor particular, en lugar de cubrir todo el amplio panorama de las posibles clasificaciones de valores.

En el mismo, se hace referencia a todos los aspectos del test de Howey en relación con los activos digitales, contemplando seis páginas dedicadas exclusivamente a esto.

Por otra parte, los autores aseveran que una larga porción de las preguntas relacionadas con los criterios se concentra en la realidad económica de la transacción en sí y “qué carácter del instrumento esa entrega en el comercio en función de los términos de la oferta, el plan de distribución y la inducción económica del emisor”.

Como se reportó previamente, varias figuras y legisladores de la industria han instado previamente al ente regulador a proveer claridad regulatoria para la interacción de los tokens basados en blockchain y las leyes de valores.

El día de hoy, por ejemplo, una corte falló en contra de ATBCoin al concordar con la SEC en que su oferta efectivamente era un valor, una situación que promete repetirse en el futuro cercano para otros proyectos de criptomonedas.