Offchain Labs, una startup blockchain cofundada por un profesor de la Universidad de Princeton, recaudó 3.7 millones de dólares en una ronda de inversión liderada por Pantera Capital, de acuerdo con un reporte de TechCrunch.

Esta nueva ronda de financiamiento también contó con el apoyo de Compund VC, Raphael Ouzan de Blocknation, Jake Seid de Stone Bridge Ventures, entre otros.

Con la inversión, Offchain aspira a solventar varios problemas asociados con la implementación empresarial de soluciones blockchain al mejorar la escalabilidad y privacidad.

Al desplegar su propio protocolo llamado Arbitrum, los desarrolladores de Offchain aspiran a lograr que los contratos inteligentes sean más escalables. Ed Felten, su cofundador, aseguró que la empresa está trabajando en una plataforma que permita la escalabilidad de los mismos de una forma en la que actualmente no es posible.

Felten, que actualmente trabaja como profesor de ciencia computacional en Princeton y en el pasado sirvió como CTO de la Casa Blanca durante el período de Barack Obama, explicó que la plataforma representa una combinación de escalabilidad con un método especial para escribir información en contratos inteligentes:

“Estamos trabajando para construir una plataforma para el desarrollo de contratos inteligentes que provea lo que los desarrolladores quieren: una combinación de escalabilidad que permita escalar más transacciones por segundo, más usuarios, y que los contratos tengan más código dentro de sí sin que se agote todo el espacio para la información”.

Además de la escalabilidad, Offchain quiere que los contratos inteligentes sean más privados al mover parte de la información de los contratos desde una blockchain pública.

“Queremos ofrecer control de quién puede ver lo que sucede en el contrato para que las empresas no tengan que publicar todo acerca de los mismos en una cadena pública”, agregó Felten.

En otras noticias relacionadas, la startup Bilson Trails recibió una inversión de 5.25 millones de dólares gracias al apoyo de Galaxy Digital, el banco de Mike Novogratz.

Más en TekCrispy