Un grupo de investigadores israelíes de seguridad informática han desarrollado un malware que tiene la capacidad de alterar las máquinas de tomografías computarizadas (TAC) y de resonancias magnéticas (RM), utilizadas para diagnosticar enfermedades crónicas como el cáncer.

Según el Washington Post, el malware se puede usar para modificar los resultados de las pruebas radiológicas y engañar a los médicos. En una de las pruebas, los investigadores desplegaron un ataque para que los radiólogos  diagnosticaran a sus pacientes de manera equivocada.

Los expertos, pertenecientes a la Universidad Ben Gurion de Israel, crearon el malware con el objetivo de destacar las vulnerabilidades que existen en las máquinas que se utilizan para realizar estudios radiológicos y en las redes que transmiten estos datos a los supuestos atacantes. De esta forma, los analistas sugirieron que los hospitales y clínicas deben cifrar sus redes y máquinas de extremo a extremo a fin de evitar que el malware altere los estudios radiológicos.

Voluntarios que participaron en los eventos del 11-S tienen una mayor incidencia de cáncer

El estudio demostró que las máquinas de tomografía pueden ser fácilmente susceptibles a este tipo de ataques. Durante el estudio, los investigadores lograron alterar los resultados de hasta 70 tomografías, con tres expertos en radiología siendo engañados totalmente y conducidos a realizar diagnósticos errados.

Luego de que se les notificó a los investigadores que los resultados de los estudios fueron alterados por malware, tuvieron la oportunidad de realizar nuevamente las pruebas. En ellas, los radiólogos también fueron engañados el 60 por ciento de las ocasiones. En los estudios de nódulos cancerosos positivos, los médicos no produjeron un diagnóstico correcto en el 87 por ciento de las veces.

A pesar de que el estudio se enfocó en el diagnóstico de cáncer de pulmón, el malware puede comprometer tomografías que se utilizan para detectar tumores cerebrales, enfermedades cardíacas, lesiones en los huesos, coágulos de sangre, artritis, entre otras enfermedades.

Más en TekCrispy