ATBCoin, la compañía responsable de la emisión de la criptomoneda con el mismo nombre, no logró convencer a los jueces de que su producto no es un valor, por lo que continuará la demanda en su contra por violar leyes federales presentada por Raymond Balestra.

Balestra está buscando una orden de recisión, así como un reembolso de los fondos de todos los inversionistas de su Initial Coin Offering (ICO).

La compañía, fundada a principios de 2017, condujo un ICO en verano de ese año para recaudar más de 20 millones de dólares. Posteriormente a fines de ese año, recibió una demanda alegando violaciones de leyes federales de valores, lo que llevó a un declive considerable del valor de su token.

Hoy, su valor es prácticamente nulo, con US$ 0,011 por unidad.Evidentemente, la compañía no se había registrado ante la U.S Securities and Exchange Commission (SEC) o aplicó para una excepción antes de conducir su ICO.

La compañía trató de aseverar que su token no debería considerarse un valor basándose en el test de Howey, considerando que no les otorga a sus compradores una porción de las ganancias derivadas de transacciones de la compañía.

Sin embargo, su alegato fue insuficiente para convencer a los jueces, algo que puede representar una gran preocupación para los cientos de proyectos de startups que podrían enfrentarse a un problema similar en el futuro cercano.

Es importante recordar que en enero, un grupo de inversionistas realizó una demanda similar ante el Opskins Group, creadores del Worldwide Asset Exchange (WAX), una plataforma blockchain para e-commerce gaming.

Asimismo, a pesar de una subida considerable del precio del Bitcoin hoy, el mercado bajista de las criptomonedas ha impulsado a la mayoría de los que invirtieron en ICOs a pérdidas catastróficas, por lo que pueden esperarse más demandas similares en las próximas semanas.