Si alguna vez te has preguntado cómo es un día ordinario en una oficina de Apple, este comercial es la respuesta a ese pensamiento. Titulado ‘Apple en el trabajo — Los héroes sin mencionar’, este comercial nos da un vistazo a un cómo un equipo de trabajo se coordina para crear una caja redonda para pizzas como si se tratase del nuevo iPad que revolucionará el mercado.

En el video podemos ver al típico equipo de marginados en el trabajo, que tiene siempre ideas pero que nadie realmente escucha, preparándose para una reunión con Vivienne –asumimos que es la jefa de producto– que se ganaron como un favor tras chocar el carro de la protagonista del comercial. ¿Una reunión para qué? Para finalmente presentar la idea de una caja redonda para pizzas para “probarle al mundo que las cajas de pizza siempre han estado erradas”.

Un empaque sofisticado

La caja redonda para pizzas no es una ficción de este comercial, en realidad está patentada y existe dentro del campus Apple.

Si bien el objetivo del comercial es otro, no cabe duda de que la caja de pizza realmente llama nuestra atención, pues es una opción de presentación más sofisticada que a la que estamos acostumbrada normalmente, tal como es la filosofía del diseño de Apple.

Aunque el comercial utiliza una historia ficticia para mostrar lo que la compañía considera que es un día normal en el trabajo –y de paso para hacer gala de sus últimos productos–, la caja de pizza tiene una historia bastante interesante, pues ya The Outline había revelado en 2017 que este presuntamente ficticio producto está patentado.

Sí, tal como lo leen, la caja redonda para pizzas que aparece en el comercial está patentada desde hace 7 años y no solo eso, sino que también es un producto real dentro del campus de la compañía de Cupertino. Según revelaba Wired en 2017, citado por The Outline, los empleados de Apple tienen estas cajas para llevar las rebanadas de pizza, diseñadas así para evitar que la masa se vuelva aguada.

Una caja-frisbee

En The Outline detallan la curiosa caja que es un privilegio para los empleados Apple y podemos ver que –como todo producto Apple– es único en su estilo y realmente incompatible con el resto de opciones en el mercado:

“Esta caja es delgada y redonda. Esto es porque las pizzas que se sirven en Apple son personales, de masa fina, aproximadamente de 35.56 cm, dejando un aro o bisel de aproximadamente 1.27 cm alrededor de la pizza”.

Estas cajas, que pueden conseguirse en los Caffè Macs, tienen ocho agujeros que permiten que la pizza respire, para evitar la humedad y así mantenerla crujiente. Como la caja se utiliza para transportar el alimento desde los cafés hasta el puesto de trabajo del empleado –y tomando en cuenta que el campus de Apple mide casi 80 mil metros cuadrados–, tiene un sistema de cierre muy seguro que evita que la caja se abra y llegue a salvo.

¿Algún día podremos tener acceso a estas iPizzaBoxes o simplemente se quedará como un privilegio disponible en su campus? Con Apple ampliando su línea de productos, tal vez se animen a competir con los fabricantes de cajas de pizza. Solo lo sabremos con el tiempo.