Si tu teléfono inteligente y otros dispositivos digitales desvían tu atención en diferentes direcciones, ten presente que, de acuerdo a los resultados de un reciente estudio, existe un vínculo entre la multitarea de medios y la obesidad.

La investigación, realizada por científicos de la Universidad de Rice, sugiere que el cambio sin sentido entre dispositivos digitales está asociado con una mayor susceptibilidad a las tentaciones de los alimentos y la falta de autocontrol, lo que puede resultar en un aumento de peso.

Descubre por qué los alimentos integrales son mejores para tu salud

Factores explicativos

Hasta finales de los años 80, la obesidad en la infancia era relativamente poco frecuente; sin embargo, para el año 2004 la prevalencia de este trastorno se había duplicado y en la actualidad, sigue aumentando.

Las personas que mostraron mayores niveles de multitarea digital se asociaron con un mayor índice de masa corporal.

La obesidad es un trastorno multifactorial, influenciada por la genética, la nutrición, los microbios intestinales, la actividad física, así como una serie de factores ambientales, incluidos los entornos prenatales, las circunstancias socioeconómicas, la calidad del sueño y el auge de la comercialización de comida rápida.

Sin embargo, pocos de estos factores explicativos han cambiado desde la década de 1980 lo suficiente como para explicar el dramático aumento de la obesidad.

Como expresa el investigador Richard López, académico en el Departamento de Ciencias Psicológicas de la Universidad de Rice y coautor del estudio:

“El aumento de la exposición a teléfonos, tabletas y otros dispositivos portátiles ha sido uno de los cambios más significativos en nuestros entornos en las últimas décadas, y esto ocurrió durante un período en el que las tasas de obesidad se incrementaron notablemente”.

Con esto en mente, los autores del estudio realizaron una investigación para determinar si existen vínculos entre la obesidad y el abuso de dispositivos digitales, como lo refleja la tendencia de las personas a participar en la multitarea de medios.

Determinando vínculos

La investigación se realizó en dos partes. En el primer estudio, 132 participantes con edades entre 18 y 23 años completaron un cuestionario que evaluaba sus niveles de multitarea y distracción en los medios.

La obesidad es un trastorno multifactorial, influenciada por la genéticas, la nutrición, los microbios intestinales, la actividad física, así como una serie de factores ambientales.

Los investigadores encontraron que las puntuaciones más altas de la Escala de Multitarea de Medios Revisada (MMT-R, por sus siglas en inglés), se asociaron con un mayor índice de masa corporal (IMC) y un mayor porcentaje de grasa corporal, lo que sugiere un posible vínculo.

En la investigación de seguimiento, 72 participantes del estudio anterior se sometieron a una exploración de resonancia magnética, durante la cual los autores midieron la actividad cerebral mientras se mostraba una serie de imágenes entre las cuales, aparecían ilustraciones de alimentos apetitosos.

Tener más neuronas no te hace más inteligente

Cuando los participantes con alta puntuación en multitarea digital vieron imágenes de alimentos, los investigadores observaron una mayor actividad en la parte del cerebro que trataba con la tentación de los alimentos.

Aunque son hallazgos preliminares, sugieren que existen vínculos entre la multitarea en los medios de comunicación, el riesgo de obesidad, las medidas basadas en el cerebro para el autocontrol y la exposición a señales de alimentos del mundo real.

Referencia: Media multitasking is associated with higher risk for obesity and increased responsiveness to rewarding food stimuli. Brain Imaging and Behavior, 2019. https://doi.org/10.1007/s11682-019-00056-0

Más en TekCrispy