Las anomalías del conducto mulleriano (MDA, por sus siglas en inglés) son defectos congénitos del sistema genital femenino que surgen del desarrollo embrionario anormal de los conductos mullerianos. Estas anomalías, cuya prevalencia se estima afecta entre el 0,5 y el 5 por ciento de la población femenina, pueden incluir falla de desarrollo, fusión, canalización o reabsorción uterina.

La afección conocida como útero de didelphys, también llamada “útero doble”, es una de las consecuencias relacionadas con los MDA, y recientemente se registró un caso que ha llamado la atención de la comunidad médica.

Bebés sin detectar

El 25 de febrero, en la ciudad de Dźoszohor en Bangladesh, una mujer de 20 años, Arifa Sultana, dio a luz un bebé un poco prematuro. No habría nada especial en este caso de no ser porque apenas 26 días después la mujer dio a luz dos gemelos.

Aunque el segundo parto requirió de cesárea de emergencia, los bebés se encuentran en buen estado de salud.

La doctora del Hospital Khulna Medical College, Sheila Poddar,  ginecóloga que atendió a la mujer, comentó:

“Ella no se dio cuenta de que todavía estaba embarazada de los gemelos. Sus fuentes volvieron a romperse 26 días después del nacimiento del primer bebé y corrió hacia nosotros”.

Los doctores descubrieron que Arifa Sultana tenía dos úteros, una anomalía que no habían detectado antes, al igual que la presencia de los dos bebés en el vientre de la madre.

Este segundo embarazo requirió cesárea de emergencia dando a luz a un niño y una niña en buen estado de salud. Desde entonces, Arifa Sultana y su esposo, Sumon Biwas, están muy felices de que esta historia haya terminado bien.

En general, se acepta que tener una anomalía uterina se asocia con peores resultados del embarazo, como mayores posibilidades de experimentar aborto espontáneo o prematuro; sin embargo, las madres con útero doble tienen tasas de parto a término que rondan el 45 por ciento.

Situación inesperada

Los niños han sido nombrados Ifad Islam Noor, Mohammad Huzaifa y Jannatul Mawa Khadija. Este no es el primer caso registrado de un embarazo doble que involucra un doble útero, aunque se cree que los ejemplos anteriores no involucraron a tres bebés.

El útero doble es una condición congénita rara que surge durante el desarrollo embrionario.

Ahora la pareja debe adaptarse a esta nueva situación y lidiar con tres niños, cuando en realidad se prepararon para tener solo uno.

La joven madre se siente bendecida y dice que está feliz por sus hijos, pero también preocupada. A Arifa le inquieta no contar con la solvencia económica para criar a tres hijos.

Su esposo trabaja como obrero, ganando el equivalente mensual de 70 dólares. Sin embargo, el hombre asegura que hará todo lo que esté a su alcance para hacer felices a la esposa y los hijos.

Referencia: Uterus didelphys. Canadian Medical Association Journal, 1938. https://bit.ly/2WEbbAk