A raíz de la cantidad de problemas que ha tenido Facebook con el contenido extremista, ha decidido incluir la opción ‘¿Por qué estoy viendo este post?’ para brindar más información a los usuarios sobre el tipo de publicaciones que están viendo.

La función, similar a la de ‘¿Por qué estoy viendo esta publicidad?’, permite conocer algunos detalles como el origen de la publicación, si es por un amigo, grupo o página, con lo cual Facebook promete que tendremos mayor control sobre nuestro feed de noticias. Es la primera vez que incluyen información sobre el funcionamiento de los rankings en la plataforma, tal como aseguran en una publicación de su blog.

Comenzando el mes de abril, la función está disponible para todos los usuarios, que no solo permitirá a los usuarios obtener más información sobre la publicación que están viendo, sino también tomar acción al respecto, para personalizar el tipo de publicaciones que quiere ver.

¿Cómo funciona?

Todo algoritmo de publicaciones tiene como objetivo mostrar siempre los contenidos más relevantes. En el caso de Facebook, la idea es que las publicaciones sean lo más relevantes posibles para cada usuario, y ¿quién mejor que el mismo miembro de Facebook para decirlo? En este sentido, la compañía de Mark Zuckerberg incluyó tal función que se puede encontrar en el menú desplegable de una publicación.

Según explican en Facebook, al desplegar este menú y seleccionar ‘¿Por qué estoy viendo este post?’ podremos ver específicamente:

  • Por qué estás viendo una publicación en específico en el feed de noticias y si proviene de un amigo, un grupo al que perteneces o si es de una página que te gusta.
  • Qué información tiene generalmente la mayor influencia sobre el orden de las publicaciones, sea cuán seguido interactúas en los posts de amigos, grupos o páginas, o qué tan seguido se interactúa con un tipo de publicación específica –como videos, fotos o enlaces–; y qué tan populares son esas publicaciones.
  • Atajos para controlar las publicaciones como ‘Ver primero’, ‘Dejar de seguir’, ‘Preferencias del feed de noticias’ y ‘Atajos de privacidad’.

¿Qué tan efectivo será?

Para nadie es un secreto que la gloria de Facebook se ha venido abajo, no solo por sus prácticas dudosas con los datos de sus usuarios, sino por la cantidad de noticias falsas y contenido extremista se ha viralizado dentro de la plataforma. Tal ha sido el caso de los últimos ataques terroristas de Christchurch en Nueva Zelanda, cuya falta de acción por parte de Facebook los trajo de vuelta al escarnio público y a encontrar una solución inmediata.

Esta es la respuesta de esos esfuerzos por intentar mantener el contenido extremista al margen, pero ¿qué tan efectivo podrá ser? En la publicación, Facebook narra que, durante la investigación para desarrollar esta función, uno de los principales comentarios que se hicieron al respecto fue la importancia de no solo brindar información sino acción.

De todas maneras, aunque este sea un paso interesante para darles más control a los usuarios sobre lo que quieren ver, hace falta seguir afinando la monitorización del contenido que se publica para así evitar otro evento como el de Christchurch, porque si un usuario tal vez bloquea ese tipo de contenido, ¿qué sucede con aquel que sí desea seguirlo?

Mejoras en ‘¿Por qué estoy viendo esta publicidad?’

En la misma publicación, Facebook anunció que actualizó su otra función ‘¿Por qué estoy viendo esta publicidad?’, disponible desde hace cuatro años. Se han incluido nuevos detalles a la información que obtenemos cuando deseamos saber por qué estamos viendo cierto tipo de anuncios.

Esto es interesante, pues aquí las compañías anunciantes tendrían que revelar cierto tipo de información como si tienen un teléfono o email de un usuario, lo cual es importante, dadas las incansables críticas a Facebook sobre los datos de sus usuarios que están compartiendo con las empresas que pagan publicidad.

No sabemos si este pequeño paso comenzará a cambiar las cosas para Facebook, pero de seguro que representa al menos un avance modesto para comenzar a expiar sus culpas. O por lo menos así luce de momento.