La incertidumbre alrededor de las regulaciones de las criptomonedas en la India impulsaron a Coindelta, una de las casas de cambio de activos digitales más importantes del país, a clausurar sus operaciones.

Notablemente, esto sucedió incluso a pesar de una orden de la Corte Suprema para establecer regulaciones a fines del mes pasado. En este sentido, el anuncio oficial reza:

“Muy a nuestro pesar, no podremos seguir ofreciendo servicios de casa de cambio de criptomonedas. Ha sido muy difícil operar Coindelta los últimos 6 meses. El veto a los bancos por parte del RBI (Reserve Bank of India) nos ha imposibilitado proveer servicios de retiros y depósitos. No ha existido progreso significativo en el caso de la Corte Suprema, lo que nos dificulta predecir cuándo llegarán las regulaciones”.

En otro extracto de dicho anuncio, la compañía añadió:

“Operar esa casa de cambio es muy costoso en un ambiente tan desfavorable. Hemos estado trabajando con comisiones de operaciones mínimas, lidiando con todos los costos nosotros mismos para asegurar que la experiencia de trading no se vea afectada por este ambiente. Económicamente, ya no es viable continuar con la casa de cambio. No nos alegra para nada cesar nuestras operaciones. Es algo que rompe nuestros corazones, pero que es necesario considerando los recursos limitados a nuestra disposición”.

Asimismo, la plataforma aseguró que todos los mercados de criptomonedas de su plataforma se suspendieron a las 2:00 pm del 30 de marzo, cancelando todas las órdenes pendientes y devolviendo todos los fondos a las billeteras de sus usuarios. Además, continuarán ofreciendo servicio de billetera hasta el 29 de abril.

El estatus y el futuro de las criptomonedas en la India continúa siendo una enorme incógnita. Después de la prohibición del RBI, se han realizado peticiones públicas y privadas para apelar a la corte asegurando que dicha decisión es inconstitucional.

Sin embargo, y a pesar de los pronunciamientos de la Corte Suprema, al día de hoy aún no existen indicios de regulaciones o un cambio de postura por parte del banco.