Un nuevo informe revela que los vehículos Tesla almacenan millones de datos sin protección alguna, no solo los suministrados por los usuarios, sino también unos cuantos generados a través de los diferentes sensores y cámaras que rodean estos coches autónomos.

Este estudio fue realizado por los investigadores de seguridad, GreenTheOnly y Theo –autodenominados ‘hackers de sombrero blanco’– quienes encontraron miles de datos sin cifrar en dos Model 3, un Model X y Model S, rescatados de un establecimiento de subastas de vehículos chocados.

Una investigación

Desde la fuente mencionan que los ‘hackers de sombrero blanco’ compraron un Model 3 de color blanco en un patio de chatarra y subastas, con la finalidad de investigar cuáles eran los datos que se almacenaban en la computadora del vehículo.

Los investigadores lograron acceder a la computadora del Model 3, donde descubrieron que los datos quedan almacenados en el vehículo, e incluso se iban ‘acumulando’ a medida que cambiaban de dueño. Pues según explican, la información de los propietarios no se borra de forma automática cuando el vehículo pasa a las mano de otro dueño o es vendido en una subasta.

Miles de datos

GreenTheOnly y Theo, descubrieron que este vehículo era propiedad de una empresa de construcción y era utilizado por varios empleados. En la computadora del Model 3 encontraron varios registros de dispositivos móviles que se vincularon al automóvil unas 170 veces.

También encontraron datos asociados a la información de contacto de 11 guías telefónicas, entradas de calendario con descripciones de citas planificadas, direcciones de correo electrónico, 73 ubicaciones de navegación incluyendo direcciones residenciales, de esparcimiento, entre otras.

Microsoft revela que hackers accedieron a algunas cuentas de Outlook.com durante meses

Pero eso no es todo, pues los investigadores se toparon con un video del accidente, que de acuerdo al GPS y otros datos del vehículo ocurrió en Orleans, Massachusetts el 11 de agosto a las 11:15pm, siendo uno de los accidentes más graves ocurridos dentro del vehículo Tesla, al punto de desplegar las bolsas de aire.

Sin duda, esto es bastante preocupante tomando en cuenta que la compañía de Elon Musk siempre ha abogado por la privacidad de la información de sus vehículos, de hecho, los propietarios tienen que pagar e incluso pasar por ciertos requerimientos para acceder a la información del control de vehículo, por lo que se espera que la compañía también cuide celosamente los datos de sus conductores.

Y aunque Tesla afirma que ellos tienen un sistema de borrado de datos, para que borren la información de sus coches mediante una restauración de fábrica y aseguran estar: “comprometidos a encontrar y mejorar el equilibro entre lo que necesitan nuestros vehículos de forma técnica y la privacidad de nuestros clientes”, el hallazgo de estos hackers demuestra lo contrario. De momento solo queda esperar si la compañía de Elon Musk decide premiarlos con un Model 3 nuevo.

Más en TekCrispy