Huaweir P8 Lite 2017

Un trabajo de investigación mostró que la adopción de la criptomoneda Dash en el país latinoamericano no es tan amplia como Dash Merchant Venezuela sugiere.

Y es que una encuesta reciente realizada por Dash Merchant Venezuela mostró algunos resultados bastante optimistas con respecto al crecimiento del ecosistema Dash venezolano. Allí se sugería que unos 2500 comerciantes venezolanos estarían aceptando Dash. Esto significaría que la criptomoneda tiene una presencia más fuerte en Venezuela que en cualquier otro país del mundo.

Pero el reciente informe publicado por Edward Stoever concluyó que esta cifra está lejos de la realidad. Según sus datos, de 299 comerciantes encuestados, solo el 27% acepta Dash.

El informe muestra una serie de contradicciones en la información que Dash Merchant Venezuela proporcionó a la comunidad inicialmente. No solo había comerciantes que negaban directamente aceptar el cripto, sino que la mayoría de ellos no existían, no se podían encontrar o no respondían a los encuestadores.

No obstante, el equipo de Dash Merchant Venezuela respondió a las acusaciones de Stoever con un informe en el que analizaron los errores en la metodología aplicada por el estudio realizado por Stoever. Señalando que solo 6 de los 15 días en que se llevó a cabo la encuesta fueron días laborables (debido a apagones, días festivos). Lo que puedo haber tenido un efecto material en la capacidad de los encuestadores para contactar/ubicar a los comerciantes muestreados durante este período y, por lo tanto, invalidar los hallazgos presentados en el trabajo de Stoever.

Por su parte, Stoever alegó que localizar a un comerciante no significa que acepten el criptoactivo. Asimismo, publicó otro informe donde que explica que, si bien el equipo de Dash Merchant Venezuela pudo localizar algunos comerciantes, no pudieron probar que aceptaran la moneda, por lo que no se puede decir que el estudio arrojó datos imprecisos.

Cabe mencionar que no es la primera vez que se acusa a Dash Merchant Venezuela de publicar información falsa.