En septiembre pasado, Google anunció que eliminaría Inbox para centrarse en mejorar Gmail. Ahora, sabemos que la app se irá para siempre el próximo 2 de abril, por lo que la compañía ha estado enviando los últimos avisos a los usuarios para que migren hacia la bandeja de su optimizada plataforma de correo electrónico.

Sabemos que nada dura para siempre, y esta no es la primera vez que Google elimine un producto o servicio sin razón aparente. La eliminación del lector de RSS ‘Google Reader’ en 2013 es uno de los tantos ejemplos de aplicaciones que Google presentó con entusiasmo y luego retiró definitivamente.

Inbox se lanzó en 2014 con un nuevo cliente de correo para Gmail. En ese momento, la aplicación llegó a los usuarios de escritorio y de los sistemas operativos Android e iOS, con el objetivo de hacer un lavado de cara completo a la experiencia clásica de Gmail y optimizar la productividad de los usuarios. Para ello, la app mantuvo los correos importantes siempre visibles y ocultó los menos importantes.

Muchos usuarios han considerado a Inbox como el mejor cliente de correo electrónico alternativo a Gmail, sin embargo, el gigante tecnológico ha decido que no vale la pena continuar actualizando la plataforma.

Más allá de que Google ha incorporado algunas de las características más importantes de Inbox a su versión actual de Gmail, el cierre de la aplicación sigue siendo una pérdida importante para los usuarios, sobre todo porque Gmail no ha dejado de ser una plataforma ‘pesada’ e impráctica para aquellos que buscan aumentar la productividad con una bandeja de entrada sencilla.

En todo caso, Inbox no es la única herramienta útil que Google eliminará el próximo 2 de abril. Con motivo de algunas modificaciones en la API de Gmail, la compañía limitará las interacciones de IFTTT que actualmente se utilizan para automatizar tareas. Como consecuencia, funciones importantes como las de “crear un borrador” se eliminarán radicalmente. Afortunadamente, la posibilidad de enviarnos un correo a nuestra propia bandeja se mantendrá vigente.

Uno de los debates tecnológicos más importante de nuestros días es si las aplicaciones de correo electrónico están desactualizadas y deberían llegar nuevas herramientas más adaptadas a la inmediatez informativa actual.

Muchos consideran que el correo electrónico es un recurso perfecto y debe quedarse como está, mientras otros consideran que combinar los servicios de mensajería instantánea actuales con una herramienta de correo electrónico sería lo ideal. Lo que sea que decidamos utilizar, hay algo cierto: no utilizaremos más Inbox.