Un nuevo informe del Financial Times ha revelado las preocupaciones de una de las principales autoridades de seguridad informática del Reino Unido con respecto a las prácticas de seguridad del fabricante Huawei. En concreto, se trata de la Junta de Supervisión del Centro de Análisis de Seguridad Informática de Huawei (HCSEC, por sus siglas en inglés), cuyo objetivo es evaluar los riesgos de seguridad que plantea el uso de dispositivos del fabricante chino en la infraestructura crítica de la nación.

La HCSEC, creada por el Centro de Seguridad Informática del Reino Unido, dijo en su informe que no encontró evidencia alguna de que Huawei esté llevando a cabo labores de espionaje respaldadas por el Gobierno de China. Sin embargo, el organismo criticó fallas de seguridad  “significativas” en la infraestructura de ingeniería básica de la compañía, la cual podría ser explotada en el futuro por hackers. En este sentido, el informe revela:

HCSEC ha continuado encontrando serias vulnerabilidades en los productos de Huawei examinados. Se informaron varios cientos de vulnerabilidades y problemas a los operadores del Reino Unido para advertirles sobre su gestión de riesgos y soluciones en 2018. Algunas vulnerabilidades identificadas en versiones anteriores de productos siguen existiendo.

El informe asegura que un hacker con conocimiento de dichas vulnerabilidades y con acceso suficiente para aprovecharlas, puede afectar negativamente el funcionamiento de la red de telecomunicaciones del país, ya que incluso podría tener acceso al tráfico de las personas y cambiar la configuración de los elementos de la red. Pese a ello, el HCSEC señala que los operadores de telecomunicaciones del Reino Unido tienen la capacidad de dificultar este tipo de ataques.

Malware chino infecta redes informáticas para hackear SMS

La evaluación del HCSEC llega después de que Huawei ha sido cuestionado en diversos países por sus prácticas de seguridad y supuesto espionaje patrocinado por el estado. En EE.UU., los legisladores trabajan para prohibir el uso de dispositivos o productos de Huawei en sus redes 5G, y ha presionado a países aliados como Alemania, Nueva Zelanda, Australia y Japón para que hagan lo mismo.

Más en TekCrispy