La compañía de Alphabet Inc. continúa sus alianzas con regímenes comunistas, esta vez con el ojo puesto en Cuba con un proyecto para mejorar la conectividad de la isla, según informaciones de Reuters. Google estaría por anunciar una alianza con la empresa cubana ETECSA, el principal monopolio de telecomunicaciones del país.

A pesar del incremento en la presión política y económica de la administración de Donald Trump sobre Cuba, aún existe la excepción consolidada durante el gobierno de Barack Obama que permite que empresas de telecomunicaciones estadounidenses establezcan negocios en la isla para llevar servicios como fibra óptica.

Negociaciones en marcha

De acuerdo con el reporte de Reuters, Google ha estado trabajando durante años para llevar sus servicios a Cuba, sin embargo, la fuente citada por el medio expresó que hasta ahora no existía un compromiso de parte de la compañía por construir nada concreto. Podría decirse que esta etapa era meramente de exploración.

La noticia se iba a anunciar el martes en una rueda de prensa en La Habana, pero la agenda movió la presentación para este jueves. No obstante, aún no se tiene mayor conocimiento al respecto pues ni Google ni el gobierno de Cuba han emitido comentarios al respecto.

¿Un nuevo Dragonfly?

Google se buscó sus propios detractores en 2018 por su presunta intención por desarrollar un buscador que favorecería las políticas del régimen comunista chino, conocido como ‘Dragonfly’. Según numerosos reportes, Google estaría buscando recuperar su lugar en el mercado chino con este proyecto que bloquearía resultados de búsqueda relacionados con términos como “democracia”, “presos políticos” y “libertad de expresión”.

IA de Google detecta con precisión 26 enfermedades de la piel

Pero la complacencia de Google con el régimen de Xi Jinping va más allá de censurar los motores de búsqueda: también se conoce que Dragonfly permitiría enlazar las búsquedas de los usuarios con sus teléfonos móviles para así rastrear sus intereses y –¿por qué no?– sancionarlos de alguna manera por buscar contenido inapropiado.

Aunque a finales de 2018 parecía que Google había puesto a dormir su buscador censurado, a principios de marzo empleados denunciaban que no estaba del todo dormido y que seguía en pie. ¿Será que Google busca hacer una réplica de Dragonfly en Cuba? También podría ser un proyecto para alimentar los sitios turísticos –que se han vuelto la fuente principal de ingresos del país– para mejorar la conectividad de los huéspedes.

Sea como sea, es necesario resaltar que los esfuerzos de Google por expandirse en Cuba no tienen que ver con hacer más accesible las conexiones para todos los cubanos, pues como bien sabemos, el internet es un privilegio del que pocos gozan en la isla y que además es sumamente lento, costoso e inestable por falta de infraestructura.

Más en TekCrispy