Google Home Spotify Gratis

Marco Polo, la plataforma comercial de R3, completó sus primeras transacciones reales, según un comunicado de prensa del Commerzbank realizado este 28 de marzo.

Marco Polo, que se basa en la plataforma de cadena de bloques empresarial R3 Corda, facilitó con éxito un comercio entre Alemania y China, involucrando a dos empresas alemanas: El grupo tecnológico Voith y el fabricante de bombas KSB SE.

Esta transacción constituyó un plan piloto para Marco Polo. En ella, los acoplamientos se entregaron desde Alemania a China, mientras que la segunda se basó en bombas hidráulicas entregadas únicamente dentro de Alemania.

Marco Polo fue creado en 2017 y surgió como el producto de colaboración entre R3 y la firma irlandesa de tecnología TradeIX. Como resultado de esta colaboración, se dará la integración de la tecnología blockchain con el financiamiento comercial.

Los bancos que facilitaron la operación fueron Commerzbank y Landesbank Baden-Wuettemburg, mientras que la operación de financiamiento se cerró en Marco Polo, con Corda mapeando el flujo de información.

La transacción muestra que la tecnología de blockchain puede ofrecer a nuestros clientes protección y financiamiento de pagos utilizando los métodos más modernos para el comercio tanto transfronterizo como nacional“, comentó en el comunicado de prensa el miembro de la junta divisional de Commerzbank para el comercio y la gestión de efectivo, Nikolaus Giesbert. Asimismo, agregó que: “Aquí vemos una valiosa oportunidad para desarrollar soluciones innovadoras de financiamiento comercial e introducirlas en el mercado“.

No obstante, hay que destacar que más de 15 bancos globales ahora utilizan la tecnología blockchain de R3 para potenciar sus sistemas financieros, integrando así el consorcio Marco Polo. Entre ellos, se encuentran bancos como BNP Paribas, NatWest e ING.

Además, el Sumitomo Mitsui Banking Corporation (SMBC), anunció recientemente que había concluido su proof-of-concept (PoC) utilizando Marco Polo. El banco es actualmente la única entidad bancaria japonesa en completar un PoC de este estilo, y además es el primero en incorporarse a la plataforma de Marco Polo.