Office 2016 Soporta La Touch Bar

El regulador financiero de Suiza divulgó el alcance total de los actos ilegales cometidos por Envion AG, un grupo de minería de criptomonedas que recaudó de forma ilegítima más de US$ 90 millones con una Oferta Inicial de Monedas (ICO) realizada el año pasado. Así lo informó el medio local de noticias Swissinfo en un reporte publicado este miércoles 27 de marzo.

La Autoridad Supervisora ​​de Mercados Financieros de Suiza  (FINMA, por sus siglas en inglés) realizó una investigación del caso para llegar a la conclusión de que las ICO definitivamente se encuentran dentro del alcance de las leyes del país.

Envion AG era una supuesta empresa alemana-suiza de tecnología, que ofrecía una “alternativa de eficiencia energética para la creación de criptomonedas”. La empresa estaba enfocada en crear “unidades móviles de minería” basadas en contenedores que podían ser contraladas de forma remota y desplegarse a cualquier parte del mundo de manera flexible.

El regulador encontró que Envion AG contó con el apoyo de al menos 37,000 inversores que participaron en su ICO, la cual finalizó en enero del año pasado, recibiendo así más de 90 millones de francos en depósitos. El grupo entró en liquidación al final del 2018, y en la actualidad se encuentra totalmente inactivo.

En el contexto de su ICO, FINMA encontró que además de que no contaban con una licencia bancaria, los tokens EVN no se emitieron en las mismas condiciones para todos los inversores que participaron. Señalan que tampoco contaban con un auditor internacional como lo establece la ley.

“Envion AG otorgó a los propietarios del token una reclamación de reembolso después de treinta años. Además, las condiciones para los tokens de EVN emitidos en forma de bonos no eran iguales para todos los inversores, los prospectos no cumplían con los requisitos legales mínimos y no existía una unidad de auditoría interna como lo exige la ley”.

Explican que la aceptación de dólares estadounidenses y las criptomonedas Ethereum y Bitcoin equivalen a la aceptación de depósitos públicos a los efectos de la Ley de Bancos, pero que sin embargo, “esto requiere una licencia bancaria”.

Tal como mencionamos al principio, Envion AG está completamente en bancarrota. Es por ello que FINMA ha decidido que no es necesario aplicar más supervisión.