Los llamados perros policías sirven a la sociedad humana al desempeñar tareas basadas en su sensibilidad olfativa superior, lo cual les capacita para encontrar drogas, productos agrícolas ilegales, personas lesionadas, seguir pistas e identificar sospechosos, entre otras labores.

Pero el proceso de entrenamiento y formación de estos animales es lento y costoso. Se han desarrollado programas de cría para mantener rasgos específicos mediante el uso de la selección artificial, pero solo la mitad de los perros entrenados y criados convencionalmente pueden calificar como perros policia.

Buscando una alternativa

Como parte de un programa orientado a reducir los tiempos de entrenamiento y los costos de formación de perros policías, un equipo de investigadores genéticos de la Universidad Agrícola de Yunnan y la empresa Sinogene Biotechnology Company, con sede en Beijing, reporta haber utilizado con éxito el ADN de un reconocido perro policía para crear un clon.

Investigador interactuando con Kunxun, el clon de un perro policía.

El clon, llamado Kunxun, ya tiene tres meses de edad y representa el primer paso en un plan dirigido a la “producción en masa” de perros policías clonados.

Kunxun ahora pasará por la capacitación necesaria en detección de drogas, control de multitudes y búsqueda de evidencia. A los 10 meses de edad, el perro se graduará al nivel de perro oficial de la policía. El entrenamiento de un perro policía generalmente toma alrededor de cinco años en completarse.

Los perros policía siempre son una inversión arriesgada, ya que no hay garantía de que el animal se desempeñe tal como se espera. Al clonar un perro policía exitoso, los investigadores piensan que parte de este riesgo puede ser mitigado.

Según los informes, el cachorro fue clonado extrayendo células somáticas (utilizadas con frecuencia en la clonación) de la piel de la perra adulta, creando un embrión clonado e implantándolo en un beagle para el nacimiento.

Futuro prometedor

Kunxun nació por cesárea, pesó 540 gramos y midió 23 centímetros de largo. Las pruebas muestran que Kunxun y Huahuangma, la reconocida perra policía que sirvió de modelo, tienen una coincidencia de ADN de 99,9 por ciento.

El tiempo típico de entrenamiento de los perros policía ronda los 5 años y el costo puede alcanzar superar los 70.000 dólares.

El clon ya ha superado a otros perros criados tradicionalmente en varias pruebas, y si Kunxun tiene un futuro tan prometedor en la fuerza policiaca como se espera, significará una enorme reducción en el tiempo típico de entrenamiento de los perros policía.

La clonación de perros policiales está en fase experimental. Se espera que los investigadores puedan producir en masa perros policiales clonados a medida que las técnicas maduren en los próximos 10 años.

El programa también planea establecer un banco de células somáticas de perros policía de buen rendimiento que puedan conservarse durante 50 años.

El objetivo final es producir en masa cachorros de perros policía de alto rendimiento que puedan capacitarse en cuestión de meses, en lugar de años; sin embargo, los costos actuales de la clonación presentan un “cuello de botella” para lograr esta visión.

Referencia: China’s first cloned police dog ready for training. Chinadaily, 2019. https://bit.ly/2U8jLcJ