Los taxis eléctricos de Noruega serán los primeros en implementar un sistema de carga rápida inalámbrica para garantizar automóviles con cero emisión en 2025.

Un reporte de Reuters señala que la capital de Noruega, Oslo, está trabajando con la empresa de tecnologías renovables Fortum para implementar un sistema de carga rápida inalámbrica que no solo traerá beneficios a los taxis eléctricos sino a la comunidad en general.

Fortum Charge & Drive lleva mucho tiempo trabajando con la industria del taxi para permitir la electrificación de la flota de taxis. El mayor obstáculo ha demostrado ser la infraestructura: los taxistas llevan demasiado tiempo para encontrar un cargador, enchufarlo y luego esperar a que se cargue el automóvil.

Tal como señala Fortum, estos sistemas de carga rápida serán instalados en la carretera, justo en las paradas de taxis, como la Estación Central de Oslo. Posteriormente los taxis podrán dirigirse a los cargadores inalámbricos que se sincronizarán con un dispositivo receptor instalados en el coche eléctrico y automáticamente se iniciará el proceso de carga.

Honda y GM investigarán interoperabilidad entre vehículos y redes eléctricas con blockchain

La compañía señala que estos sistemas de carga inalámbrica de Oslo podrán cargar hasta 75 kilovatios. Además al instalarse en las paradas de taxis, los conductores no tendrán que perder dinero mientras recarga pues los pasajeros siempre estarán ahí.

Otra ventaja de estos nuevos sistemas de carga rápida inalámbrica es que: “no emitirán gases de escape mientras esperan, sino que recibirán energía renovable para cargar la batería del taxi”, explica Fortum en el comunicado.

Noruega, cuenta con el mayor número de vehículos eléctricos de este tipo, según Reuters. Este quizás se deba a los amplios beneficios que ofrece a los coches de este tipo como por ejemplo los peajes o estaciones de carga gratuitos. Asimismo, los vehículos eléctricos no pagan impuestos en ese país.

Fortum y Oslo apuestan a los sistemas de carga rápiespera que el uso de taxis con emisiones contaminantes se reduzca  para el 2023 y llegue a cero emisiones en 2025.

Más en TekCrispy