Las alternativas de almacenamiento de datos de hoy en día parecen no estar actualizadas con respecto a la demanda de información que se requiere almacenar. Compañías como Microsoft consideran que la crisis de almacenamiento de datos es una realidad, ya que producimos tantos datos que llegaremos a una instancia donde existan más información por almacenar que opciones de almacenamiento.

Para enfrentar esta realidad, los investigadores de Microsoft y de la Universidad de Washington han presentado el primer sistema completamente automatizado para almacenar datos en ADN sintético como alternativa a los grandes centros de datos existentes en la actualidad.

Hoy en día, la capacidad de los discos duros continúa creciendo, sin embargo, a pesar de que estos dispositivos se mantengan actualizados con la demanda, necesitan mucho espacio físico y refrigeración, lo que quiere decir que la infraestructura de los centros de datos deberá expandirse. En el caso del ADN, esta alternativa permite almacenar datos en mucho menos espacio físico, sin embargo, el reto hasta ahora ha sido descubrir la manera de automatizar el proceso de almacenamiento en ADN de una manera rentable.

Con su nuevo sistema de almacenamiento de ADN automatizado, Microsoft considera que ha dado el primer paso para lograr este objetivo. La compañía demostró a través de una prueba de concepto que es posible automatizar el proceso de almacenamiento y recuperación de datos a través de ADN fabricado. Karen Strauss, investigadora de Microsoft Research para este proyecto, explicó a través de un comunicado:

Nuestro objetivo final es poner en producción un sistema que, para el usuario final, se parece mucho a cualquier otro servicio de almacenamiento en la nube: los bits se envían a un centro de datos y se almacenan allí. Simplemente aparecen cuando el cliente los quiere. Para hacerlo, necesitamos demostrar que esto es práctico desde una perspectiva de automatización.

Los investigadores revelaron que el funcionamiento del sistema se basa en tomar los ‘unos’ y ‘ceros’ empleados en el almacenamiento de datos digitales y luego convertirlos en As, Ts, Cs y Gs, que representan los elementos básicos del ADN. Posteriormente, se usa un sintetizador que convierte los datos en cadenas de ADN para finalmente almacenarlas.

Nuevo Edge basado en Chromium llegará pronto a los usuarios de Insiders

Durante la prueba, los expertos lograron codificar la palabra ‘hola’ como una cadena de ADN y luego la convirtieron de nuevo a su formato base a través de una configuración totalmente automatizada. Luego de esta prueba exitosa, los investigadores de Microsoft y la Universidad de Washington esperan crear una forma de almacenamiento a través de moléculas de ADN.

Más en TekCrispy