A pesar de que Intel sigue confiando en el futuro de los ordenadores modulares, está renunciando al desarrollo de sus tarjetas modulares para PC. Así lo ha confirmado un nuevo informe de Tom’s Hardware, donde se afirma que el sueño del fabricante con este dispositivo no llegó ni siquiera a su primera actualización.

Con relación al informe, un portavoz de Intel dijo al sitio web:

Seguimos creyendo que la computación modular es un mercado donde hay muchas oportunidades para la innovación (…) Sin embargo, al considerar la mejor manera de aprovechar esta oportunidad, tomamos la decisión de no desarrollar nuevos productos de tarjetas de cómputo en el futuro.

Las tarjetas modulares para PC, también conocidas como Tarjetas de Cómputo, son dispositivos cuyo tamaño es similar al de las tarjetas de crédito, e integran los componentes esenciales de un ordenador: procesador, memoria RAM, almacenamiento, módem inalámbrico, etc. El objetivo de estos dispositivos era simplificar al desarrollo de productos como similares como las estaciones de acoplamiento.

El dispositivo NexDock fue uno de los primeros en integrar la tarjeta modular de Intel, sin embargo, el informe de Tom’s Hardware reveló que la compañía que desarrolla este dispositivo podría salir de circulación próximamente. En este sentido, Nex Computer dijo en su blog esta semana que el futuro de las tarjetas modulares era incierto.

Nuevo fallo de seguridad afecta a casi todos los chips Intel desde 2011

Otras compañías también han presentado prototipos similares a las tarjetas modulares, como The Hive, que presentó en la CES 2015 su dispositivo Amplicity, que incluía una suscripción de US$ 99 que sus clientes debían pagar cada seis meses para recibir actualizaciones de hardware.

Más allá del optimismo demostrado en los últimos años por el desarrollo de ordenadores modulares, Intel parece haber entendido que las tarjetas modulares no representan el futuro más promisorio para el mercado de PC. De hecho, actualmente es muy sencillo actualizar el hardware de un ordenador de escritorio, sin embargo, no resulta lo mismo con los ordenadores portátiles, y es precisamente allí donde Intel está buscando un nuevo mercado para acceder con su aparataje tecnológico.

Más en TekCrispy