Las ventajas de las redes sociales a veces se ven opacadas por las distintas críticas y polémicas que las persiguen. Sin embargo, esta es una de las oportunidades en las que brillan por sus herramientas y capacidades.

La Oficina del Sheriff del Condado de Berkeley, gracias a la función “Gente que Quizás Conozcas” de Facebook, logró dar con una mujer que ocultó su identidad de la policía para librarse de un crimen.

Según reportan, una mujer que fue detenida por cometer una infracción de tráfico les aseguró a los oficiales que no portaba su licencia de conducir, por lo que les indicó su nombre y su fecha de nacimiento sin algún documento que lo constatara.

Los oficiales, quienes procedieron a ingresar los datos en el sistema, no encontraron ninguna “bandera roja” que les alertara, por lo que la dejaron seguir su camino con tan solo un boleto de infracción. Sin embargo, Facebook tenía más información de lo que ellos pensaron.

Facebook: El Sabelotodo

La historia reporta que uno de los oficiales estaba en Facebook cuando casualmente un perfil similar al de la mujer detenida a pareció en las recomendaciones. Sin embargo, el nombre que la identificaba era otro.

Amanda Leigh Wall, de 31 años, intentó hacerse pasar por su hermana cuando la policía la detuvo, por lo mismo, cuando los oficiales pasaron sus datos por el sistema todo salió dentro de los parámetros de lo normal. La razón por la que Wall ocultó su verdadera identidad a la policía fue porque su licencia estaba suspendida.

La oficina del alguacil publicó los detalles a través de una publicación desde su cuenta oficial en Facebook que acompañaba la fotografía de Wall con los hashtags #GirlStopLying y #YouThoughtYouFooledUs. Al mismo tiempo, extendieron un llamado para que Wall se entregara a las autoridades.

Plot Twist

Sin embargo, aunque todo suena como si hubiera sido sacado de la sinopsis de una película. Según otro reporte, la historia contada no fue exactamente lo que pasó.

De acuerdo con lo que expone Gizmodo, un portavoz del Departamento de Policía del Condado de Goose Creek confirmó que los eventos narrados no son los más precisos. Al parecer, el oficial involucrado en la detención de Wall, quien no confío en la detenida cuando indicó su identidad, se dirigió a Facebook para realizar una búsqueda.

Facebook arrojó como resultado un perfil cuya foto no coincidía con la mujer anteriormente detenida. Casualmente, el oficial que participó en los eventos de la infracción de tránsito tenía una amiga en común con la hermana de Wall, y, tras conseguir su número telefónico descubrió el robo de identidad.

Por lo mismo, el portavoz resaltó a Gizmodo que no fue un algoritmo mágico y milagroso lo que resolvió el caso, en cambio, fue el entrenamiento del oficial y su investigación.