El fabricante de coches Tesla presentó una demanda el día de ayer contra un grupo de ex empleados de la compañía, por supuestamente robar secretos comerciales y compartirlos con la startup Zoox, dedicada al desarrollo de tecnología de auto-conducción.

De acuerdo con la demanda, presentada ante un tribunal del norte de California, en EE.UU., los ex trabajadores de la compañía de Elon Musk ofrecieron información confidencial que permitió a Zoox acelerar el desarrollo de sus productos a través del abandono del trabajo exclusivo para Tesla.

La compañía asegura que los ex empleados violaron los términos de contratación cuando enviaron datos y documentos de sus direcciones de correo electrónico de trabajo a las direcciones personales. Entre la información compartida con Zoox destacan documentos de inventario, datos de propiedad y esquemas organizacionales de la compañía.

Tesla detectó el aparente esquema de ‘robo’ cuando uno de sus ex trabajadores, ahora empleado de Zoox, envió por error un correo a la cuenta corporativa de otro ex trabajador de Tesla. Dicho correo adjuntaba una imagen que mostraba un documento interno de Tesla, que al parecer había sido manipulado con un logotipo de Zoox, pero que no tenía cambios con respecto al original.

Elon Musk dice que Dogecoin podría ser su criptomoneda favorita

Actualmente, Zoox cuenta con un gran número de ex trabajadores de Tesla en sus filas. Un informe de Business Insider reveló que Zoox ha contratado a más de 100 ex empleados de la compañía de coches, por lo que no resulta extraño que esta migración masiva de recurso humano genere cierta incomodidad y disputas en el camino.

Un caso similar ocurrió con un ex ingeniero de Waymo dejó la compañía para unirse a las filas de Uber y aparentemente llevó consigo más de 14,000 documentos internos. El caso tuvo una solución en la que ninguna de las dos partes admitió su culpabilidad.

Más en TekCrispy