Volvo está apostando por un sistema de conducción segura, por lo que anunció que instalará cámaras y sensores dentro de sus vehículos para prevenir accidentes por ebriedad o por distracciones.

Tal como anuncian en su blog oficial, Volvo Cars planea ayudar a combatir los accidentes por excesos de velocidad, conductores ebrios o algunas distracciones mediante la implementación de cámaras y sensores para monitorear a quien esté al volante y alerta en caso de alguna situación irregular.

Pero no trata de un simple monitoreo, pues de acuerdo con la compañía, estas cámaras y sensores podrán intervenir en caso de que el conductor presente o esté cerca de sufrir algún accidente.

¿Cómo funciona?

Los dispositivos actuarán al detectar si el conductor está ebrio, cansado –muestra señales de sueño– o distraído –mirando el móvil–, siendo estas las principales causas de accidentes automovilísticos. En este caso los dispositivos limitarán la velocidad.

Las nuevas cámaras y sensores de Volvo también podrán estacionar el vehículo e, incluso, en caso de que existan mayores factores de riesgo que podrían afectar la integridad física del conductor, el sistema de cámaras y sensores podría alertar al servicio de asistencia de la compañía, Volvo on Call.

Desde Volvo on Call podrán ponerse en contacto con el conductor y enviar ayuda inmediata en caso de que sea necesario.

Lexus incluirá nuevo sistema de seguridad inteligente en todos los modelos de 2020

Asimismo, Volvo continúa apostando por prevenir accidentes al anunciar una característica llamada Care Key. De acuerdo con New York Times, esta funcionalidad permitirá que el comprador establezca un límite de velocidad para los usuarios o en caso de prestar el vehículo a conductores jóvenes o inexpertos.

Si podemos alentar y respaldar un mejor comportamiento con tecnología que ayude a los conductores a mantenerse fuera de problemas, eso también debería tener un impacto positivo en las primas de seguros.

Volvo cita un estudio de la NHTSA de 2017, que muestra que en los Estados Unidos, casi el 30 por ciento de las muertes en accidentes de tránsito involucraron conductores intoxicados.

Se espera que estas nuevas cámaras y sensores estén disponibles en los vehículos Volvo del año 2020 y se instalarán en todos los modelos construidos en su plataforma SPA2 para autos más grandes como el SUV XC90.

Más en TekCrispy