Kudelski Security, una reconocida empresa de soluciones de ciberseguridad, anunció su alianza estratégica con Hosho, una startup de auditoría de contratos inteligentes.

De esta forma, ambas compañías trabajarán de forma conjunta para proveer servicios de seguridad blockchain, según se aclara en la nota de prensa.

La compañía suiza ya había incursionado en este ecosistema previamente, tras lanzar un Centro de Seguridad Blockchain (BSC) en enero.

Kudelski cuenta con vasta experiencia en el campo de criptografía aplicada, y aseguró que su alianza con la startup de Las Vegas se debió a su misión de extender las capacidades de su BSC y combinar las habilidades de ambas compañías.

Asimismo, resaltaron que la meta tras esta sociedad es proveer soluciones de seguridad más sólidas para empresas privadas u organizaciones públicas que deseen incorporar o ya estén utilizando tecnología blockchain.

Por otra parte, la nota de prensa resalta una investigación de Hosho, en la que se establece que se perdieron hasta 2 millardos de dólares de compañías blockchain debido a brechas en su seguridad.

En este sentido, la startup, que hace vida auditando contratos inteligentes, encontró que alrededor de 1 de cada 4 cuenta con “vulnerabilidades críticas”, mientras que 3 de cada 5 tienen “al menos un problema de seguridad”.

Es por eso que, de acuerdo con Kudelski, la combinación de los recursos de ambas compañías les permitirá a las entidades diseñar, construir y operar aplicaciones blockchain seguras y eventualmente disfrutar del gran valor de sus inversiones con un riesgo mucho menor. Sobre esto, Hrtej Sawhney, cofundador y presidente de Hosho, declaró:

“Hosho y Kudelski Security comparten la misma visión de ciber-resiliencia. Es la primera vez en la que un líder de ciber-seguridad blockchain une esfuerzos con una compañía de ciber-seguridad que cotice públicamente”.

Además, esta alianza combinará las habilidades, servicios de mercadeo y propiedad intelectual de ambas compañías para el uso más seguro de la tecnología blockchain y la tecnología de contabilidad distribuida (DLT), concluyeron las compañías.