Además de desarrollar procesadores para smartphones, tabletas y ordenadores portátiles, Qualcomm ha cumplido un rol importante en el desarrollo de hardware para muchos altavoces inteligentes. Sin embargo, gran parte de este hardware se ha modificado a partir de procesadores móviles, lo que trae como resultado ciertas limitaciones para los altavoces u otros gadgets.

Por ello, Qualcomm ha presentado una nueva serie de procesadores llamada ‘SoC QSC400’, cuyo objetivo es adaptarse a dispositivos como altavoces inteligentes, barras de sonido y pantallas inteligentes, cada uno de ellos con sus diversos niveles de complejidad. En concreto, son 4 chips que buscan ampliar la calidad de la experiencia en dispositivos portátiles y los altavoces controlados por voz.

Actualmente, estos dispositivos deben conectarse a una corriente eléctrica en la pared de forma permanente, e incluso cuando incluyen tecnología inalámbrica, tienen que estar configurados para comunicarse correctamente en varias habitaciones, entre otros inconvenientes.

Mientras que los usuarios de altavoces inteligentes disfrutan de una experiencia de sonido con mayor calidad con amplificadores de mayor potencia y códecs de audio optimizados, Qualcomm ha optado por enfocarse en dos mercados que hasta el momento no han recibido mayores actualizaciones: los fanáticos del cine en el hogar y los usuarios de altavoces inalámbricos que no han podido disfrutar correctamente de sus dispositivos debido a las limitaciones en la batería.

Esto es lo que se espera de re:Mars, la conferencia de inteligencia artificial de Amazon

Qualcomm explica que sus SoC permitirán a los usuarios disfrutar de muchas más horas de autonomía gracias un consumo menor de energía y un hardware mucho más eficiente. Otra de las ventajas de estos procesadores es la optimización de la experiencia de audio en varias habitaciones al mismo tiempo o en toda la casa. En este sentido, el fabricante ha prometido simplificar la experiencia de audio sincronizada para varias habitaciones del hogar, ya que muchas compañías no cuentan con la tecnología para ello.

Con respecto al procesador, cada SoC cuenta con un chip de 4 núcleos, conectividad Bluetooth, Wi-Fi y Zigbee, lo que quiere decir que también tiene la capacidad de potenciar las funciones de un router equipado con audio. Además, cuenta con una GPU Adreno y el Hexagon DSP de Qualcomm para optimizar las funciones de Inteligencia Artificial (IA).

Una de las ventajas que tendrán los altavoces inteligentes que utilicen este hardware es que podrán comunicarse con los dispositivos cuando no estén conectados a Internet. Esto quiere decir que los altavoces podrán utilizar el reconocimiento de voz para diversas tareas incluso fuera de línea. La compañía afirmó que los primeros SoC QCS400 comenzarán a enviarse a los fabricantes a finales de este año.

Más en TekCrispy