La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) de EE.UU, ha admitido ante un tribunal que su sistema de comentarios públicos nunca fue creado para realizar seguimiento de quienes emiten los comentarios.

Según Engadget, durante los últimos años, el Sistema de Archivo Electrónico de Comentarios (ECFS, por sus siglas en inglés) se ha visto plagado de cabilderos políticos, que actúan en nombre de entidades importantes dentro del sector de las comunicaciones para manipular el proceso de creación de normas de la FCC. En este sentido, se hacen pasar por ciudadanos comunes para respaldar algunas de las propuestas más controversiales, como la derogación de la neutralidad de la red.

La semana pasada, la FCC se vio obligada a admitir ante un tribunal federal que su ECFS no está diseñado para prevenir el fraude de identidad o el uso de bots, sino que además no cuenta con el equipamiento para determinar quién es el responsable de un comentario falso cuando se reciben denuncias de identidad falsa.

En el informe de Engadget se menciona una investigación que actualmente lleva a cabo The New York Times (NYT) sobre la forma en que se utilizó el ECFS durante el debate sobre la neutralidad de la red en 2017, donde al parecer se hicieron públicos millones de comentarios falsos donde se utilizaron los nombres y direcciones de muchos estadounidenses sin su consentimiento. El NYT ha exigido a la FCC que haga públicos estos registros, sin embargo, la agencia se niega a dar acceso a ellos por razones de ‘privacidad’.

Servicios de Internet restringidos en Venezuela en medio de alzamiento militar

Sin embargo, la principal razón por la que la FCC no puede suministrar estos registros es el complejo proceso que se tendría que llevar a cabo a nivel técnico para identificar los comentarios. De hecho, la agencia admitió que su sistema no está diseñado para prevenir el fraude, ni para detectarlo o presentar pruebas de la culpabilidad de alguien.

En todo caso, si la FCC sigue disponiendo del ECFS para solicitar comentarios sobre sus regulaciones al público, necesita modificar radicalmente el sistema para que el fraude sea detectado con facilidad.

Más en TekCrispy