Pixlr Editor

No hace falta ser un experto en derecho o en tecnología blockchain para saber que una regulación para el sector de las criptomonedas es un terreno complicado. Actualmente, las firmas y empresas de esta industria se han visto obligadas a transitar un incierto camino repleto de agencias gubernamentales y reguladoras para que sus negocios operen bajo ciertas protecciones legales.

Sin embargo, actualmente no existe un ente regulador en EE.UU cuya competencia sea exclusiva para el mercado de las criptomonedas. Timothy Massad, ex presidente de la Comisión de la Comisión de Comercio de Futuros y Productos Básicos (CFTC, por sus siglas en inglés), desea que esta realidad cambie.

A través de un informe publicado con el respaldo de la Brookings Institution, Massad detalló cuál es el camino a seguir para regular el mercado de las criptomonedas. En este sentido, el ejecutivo instó al Congreso de EE.UU a tomar acciones para llevar la regulación de esta industria incipiente a una sola institución. En la publicación, Massad explicó:

El Congreso debe solucionar esto mediante la creación de una supervisión reguladora del mercado de efectivo para las criptomonedas, las plataformas comerciales y otros intermediarios que operan en ese mercado (…) Si bien la SEC o la CFTC son competentes para regular esta área si se les otorga el poder, sería ineficiente crear una nueva agencia. Recomiendo que la SEC sea la agencia líder.

Diversas empresas e individuos pertenecientes a la industria de las criptomonedas en EE.UU, han exigido durante mucho tiempo reglas del juego claras para operar con estos activos, muchos de ellos coincidiendo con la idea de Massad de destinar a un solo organismo gubernamental la responsabilidad de regular este mercado.

Actualmente, la CFTC regula el mercado de futuros, mercancías y materias primas, sin embargo, no está claro cuáles criptomonedas, además de Bitcoin, son consideradas como ‘valores’ por la agencia. En EE.UU., las criptomonedas son vistas por varias agencias como una propiedad o valor, lo que eleva la confusión que existe en esta industria. De momento, no está claro si el Congreso recibirá con buenos ojos el informe de Massad, por lo que sigue siendo incierto el destino regulatorio de las criptomonedas en el país norteamericano.