El día de ayer, la herramienta de comunicación para empresas Slack lanzó una nueva función llamada Enterprise Key Management (EKM), que permitirá a los clientes corporativos de su plataforma agregar sus propias claves de cifrado para incrementar la seguridad de sus datos y mantener un control absoluto de estos.

Slack presentó EKM por primera vez en 2018, con el objetivo de brindar a los administradores de empresas una capa de protección adicional para cifrar archivos y mensajes dentro de su entorno laboral. De esta forma, los usuarios contarán con más seguridad en las instalaciones de trabajo pero con las bondades de un servicio en la nube.

La nueva función EKM está dirigida a instituciones y empresas que necesitan niveles extra de protección, como gobiernos, servicios de atención médica y servicios financieros. Según Slack, las ventajas de esta nueva herramienta son las siguientes:

  • Proporciona a los administradores los registros detallados de todos los archivos y mensajes que son descifrados, lo que brinda un mejor acceso a cómo son utilizados esos datos.
  • Ofrece mayor control a los administradores, quienes pueden revocar el acceso ‘maestro’ a claves, usuarios específicos o canales. De esta forma, los equipos podrán continuar operando con Slack mientras el acceso a la información específica es modificado o eliminado.
  • EKM brinda mayor seguridad, ya que todo el contenido de los usuarios, incluyendo mensajes, comentarios y archivos, será protegido con claves de cifrado, que se gestionarán con el Amazon Web Services KMS, restringiendo de esta forma el acceso a los datos únicamente a las personas autorizadas.

La nueva herramienta está disponible a partir de hoy y puede ser adquirida como un complemento de Slack Enterprise Grid, un producto para potenciar el trabajo en grandes organizaciones que actualmente utilizan más de 150 empresas, incluyendo IBM, Capital One, Target, entre otras.