En lo que fue una tarde bastante agitada en el juzgado, una corte de Israel tomó dos decisiones que, si bien podrían parecer contradictorias, sentarán un precedente en el país europeo en términos de bancos y criptomonedas.

En este sentido, la corte falló en favor de Israminers, una empresa de minería de Bitcoin (BTC) después de que el Bank Igud (Union Bank de Israel), decidiera cerrar sus cuentas bancarias, según reportó Calcalistech.

La compañía aseguraba tener problemas de flujo de efectivo debido al cierre de su cuenta bancaria y el veto a recibir depósitos de dinero, aseverando que se realizaban en contra de sus regulaciones.

Tras un largo litigio legal, la corte decidió que la política del banco en relación con sus clientes que negociaran con criptomonedas era muy amplia, por lo que no debería incluir también rechazos automáticos. Sobre esto, el juez Limor Bibi comentó:

“Creo que esta política, que no distingue entre distintos tipos de actividad, alcance de las actividades y distintos tipos de clientes en el campo de las divisas digitales no es razonable”.

Esta no es la primera oportunidad en la que se toma una decisión similar, después de que la corte fallara en favor de Bits of Gold después de que los bancos cerraran sus cuentas.

Por otra parte, sin embargo, el mismo juez aseveró que los bancos tenían el derecho de rechazar depósitos de dinero originados como producto de transacciones con criptomonedas.

Recordemos que, por lo general, los bancos se rehúsan a lidiar con empresas de criptomonedas, a las que ven como una amenaza potencial para sus modelos de negocios.

Asimismo, un comité de la nación conformado por miembros del regulador de acciones de Israel emitió recomendaciones finales para la regulación de la ‘economía cripto’, algo que podría ayudar a llevar claridad al trato de los bancos con los activos digitales en el futuro.

Entre las recomendaciones, se contemplaba considerar un ajuste a las regulaciones existentes para crear una infraestructura regulatoria sustentable para las actividades de trading y así sortear más efectivamente los riesgos inherentes a dicha actividad.