La empresa de tecnología francesa Stanley Robotics, está estrenando sus bots valets en el aeropuerto Lyon-Saint-Exupéry de Francia, por lo que ahora sus usuarios no tendrán que perder tiempo buscando lugar para estacionarse.

La marca está estrenando su servicio de parking en el reconocido aeropuerto francés, pero el desarrollo de los robots valets se inició hace varios años. Tal como explican en el sitio oficial, el proceso para que los vehículos sean parqueados de forma automática es realmente sencillo.

¿Cómo funciona?

El proceso es muy sencillo, el usuario solo deja su vehículo en un pequeño espacio con un diseño lujoso e iluminado que fue construido en la entrada del aeropuerto.

Posteriormente, con su móvil puede escanear y verificar la información del vuelo y confirmar que el coche fue dejado en el puesto inicial.

Luego el vehículo es escaneado para determinar marca y modelo mientras uno de los atentos valets de Stanley Robotics procede a retirarlo.

Como se puede ver en la imagen el robot “Stan” desliza una especie de barra debajo del vehículo, lo levanta y lo traslada a un puesto de estacionamiento disponible.

Cabe destacar que el estacionamiento no está disponible al público, solo pueden desplazarse los robots de la marca francesa, por lo que tu coche quedaría asegurado una vez que los robots lo dejan en su puesto.

Lo llamamos un robot de aparcacoches porque la gente solo tiene que dejar su automóvil en la entrada del estacionamiento y luego, básicamente, pueden salir y tomar un vuelo.

De acuerdo con la marca francesa, estos robots valets pueden optimizar el proceso de estacionar un vehículo y administrar el espacio del estacionamiento de manera más óptima que los valets humanos. Ya que puede aprovechar el espacio hasta un 50 por cierto más.

Gobierno de Francia lanza su propia app de mensajería instantánea para uso interno

Además que los robots están programados para conducir y estacionarse de manera correcta, también cuentan con un sistema de rastreo para determinar el tiempo exacto en que regresará el dueño del vehículo.

El la misma tecnología que los autos autónomos; es capaz de escanear su entorno en cualquier momento y reaccionar ante cualquier cosa que esté en el camino.

Sin duda una genialidad por parte de Stanley Robotics, pues para nadie es un secreto que el proceso de encontrar un puesto de estacionamiento resulta bastante tedioso en cualquier lugar, sin embargo, en el aeropuerto es aún más porque los usuarios deben jugar con el tiempo entre encontrar un lugar y no perder su vuelo.

Más en TekCrispy