La narcolepsia es un trastorno neurológico del sueño de etiología desconocida que se caracteriza por la desregulación del ciclo de sueño-vigilia, que conduce a un sueño de movimientos oculares rápidos (REM) de aparición temprana, somnolencia diurna excesiva y sueño nocturno interrumpido, entre otros síntomas.

Durante muchos años los investigadores han sospechado que se trata de una enfermedad autoinmune, pero hasta ahora, esta presunción no ha podido ser demostrada de manera concluyente.

Nuestro sistema inmunológico podría ser una de las principales causas de la caries dental

Ahora, un equipo de investigadores de la Universidad de Copenhague ha descubierto células autorreactivas en personas que sufren de narcolepsia, lo que representa una nueva e importante prueba de que el trastorno del sueño es de hecho una enfermedad autoinmune.

Comprobando el carácter autoinmune de la narcolepsia

El sistema inmunológico está diseñado para reconocer virus y bacterias. Cuando las células son autorreactivas, como es el caso de las enfermedades autoinmunes, el sistema inmunológico reconoce estas células como una amenaza y las ataca.

La narcolepsia se distingue por somnolencia diurna excesiva y sueño nocturno interrumpido, entre otros síntomas.

En la mayoría de los pacientes con narcolepsia, las neuronas que producen hipocretina, un tipo de péptido que actúa como un neurotransmisor que regula nuestro estado de vigilia, han sido destruidas, y aunque se sospecha del sistema inmune, no se ha podido comprobar.

Para matar otras células, como las neuronas que producen hipocretina, las inmunitarias células T CD4 y CD8 generalmente tienen que trabajar juntas.

En el año 2018, los científicos descubrieron células T CD4 autorreactivas en pacientes con narcolepsia, lo que representó el primer indicio de que la narcolepsia es una enfermedad autoinmune.

Pero los hallazgos de este estudio proporcionan más pruebas importantes al caso, al encontrar que las células T CD8 también son autorreactivas en los pacientes con narcolepsia.

Para el estudio, los investigadores analizaron muestras de sangre de 20 personas con narcolepsia y un grupo de control de 52 personas sanas. En casi todos los pacientes con narcolepsia se encontraron células T CD8 autorreactivas.

Pero la autorreactividad no solo se encontró en personas que padecen el trastorno del sueño. Los investigadores también descubrieron células autorreactivas en muchos de los individuos sanos.

Desencadenante desconocido

Los autores del estudio señalan que el descubrimiento de células autorreactivas en individuos sanos subraya la teoría de que algo tiene que desencadenar la narcolepsia y activar la autoreactividad.

En los pacientes con narcolepsia, las mayoría de las neuronas que producen el neurotrasmisor que regula el ciclo del sueño, han sido destruidas.

Los científicos aún no saben qué causa la narcolepsia, pero sospechan que una combinación de genética, células autorreactivas y un desencadenante, por ejemplo una infección viral, puedan provocar la enfermedad.

¿No duermes bien?, la culpa la podría tener tu código genético

Si bien en la actualidad la enfermedad se puede tratar médicamente, los autores del estudio afirman que los hallazgos de esta investigación pueden allanar el camino para el desarrollo de tratamientos aún mejores.

Al respecto, la doctora Birgitte Rahbek Kornum, profesora en el Laboratorio de Sueño Molecular del Departamento de Bioquímica Clínica de la Universidad de Copenhague y autora principal del estudio, comentó:

“Ahora que sabemos que la enfermedad es impulsada por células T, podemos comenzar a atacar y hacer que los tratamientos inmunológicos sean aún más efectivos y precisos”.

Referencia: CD8+ T cells from patients with narcolepsy and healthy controls recognize hypocretin neuron-specific antigens. Nature Communications, 2019. https://doi.org/10.1038/s41467-019-08774-1

Más en TekCrispy