Para Strategy&, la firma filiar de la empresa de consultoría miembro de las Big Four, PwC, las ofertas de token de seguridad (STO) “no son fundamentalmente diferentes de los ICO [ofertas iniciales de monedas]“. Así lo señaló en su último reporte.

El documento afirma que los STO son “una forma más madura y regulada” de la recaudación de fondos, señalando, dada la definición de una garantía, que los tokens vendidos en un STO pueden proporcionar a los inversores diversos derechos financieros.

No obstante, también cuentan con características de las ICOs, como las bajas barreras de entrada para los inversores, así como las características tradicionales de capital de riesgo y de recaudación de fondos de capital privado, como el complimiento de conozca a su cliente (KYC) y lucha contra el lavado de dinero (AML) regulaciones.

De hecho, las STO se están volviendo cada vez más populares, en detrimento a la popularidad de las ICOs. Sin embargo, el número total de STO e ICO ha disminuido significativamente en la segunda mitad de 2018.

Proyecto Grin recibe donación anónima de 50 BTC

Por otro lado, el informe señala que, de un total de aproximadamente $ 19.7 mil millones de dólares recaudados por 1.132 ICO/STO en 2018, dos proyectos representaron más de $ 5.8 mil millones del volumen, es decir, casi un 30 % del total.

Esas empresas son la Fundación Eos, que llevó a cabo el mayor ICO de la historia, y al parecer acumularon más de $ 4 mil millones en junio de 2018. La segunda se trata de la ICO de la App de mensajería Telegram, que recaudó una impresionante cantidad de $ 1.7 mil millones en dos rondas privadas de ICO para su criptoactivo TON.

El informe también destacó la tendencia de la tokenización de productos básicos como el oro y el petróleo, así como la tokenización de la propiedad intelectual. También dio un resumen de las regulares que están implementado diversos países respecto a los activos digitales.

Más en TekCrispy