Google ha actualizado sus opciones de buscadores web predeterminados para adaptarse a cada mercado, y ha decidido incluir en su navegador Google Chrome los motores de búsqueda más populares hoy en día.

A través de una actualización del motor Chromium, Google ha agregado DuckDuckGo a su listado de motores de búsqueda predeterminados de Chrome en más de 60 países. Según TechCrunch,  la actualización llega como parte de Chromium v73 en su versión estable.

El ingeniero de software de Google, Orin Jaworski, aseguró que la lista de motores de búsqueda se actualizará con base en los datos y estadísticas de uso del navegador. DuckDuckGo es uno de los principales motores de búsqueda centrados en la privacidad, y ahora estará disponible para los usuarios de EE.UU., Reino Unido, Canadá, India y Australia.

Con motivo de la actualización, Gabe Weinberg, fundador de DuckDuckGo, manifestó el entusiasmo de su equipo de desarrolladores por el reconocimiento que Google está haciendo con respecto a las ventajas de su motor de búsqueda, destacando la importancia de que los usuarios tengan amplias opciones de búsqueda privada en línea.

Google, Microsoft y Amazon se unen al éxodo de producción de hardware en China

DuckDuckGo actualmente busca un mayor crecimiento en su enfoque ‘pro-privacidad’ de la mano de inversionistas externos. Su principal competidor, el buscador Qwant, ha sido otra de las incorporaciones de Chrome tras la actualización más reciente, sin embargo, esta alternativa solo podrá ser disfrutada por los usuarios de Francia.

Estos cambios llegan en un momento poco favorable para Google, luego de las acusaciones de prácticas anti-éticas con respecto al abuso sexual dentro de su compañía. En concreto, Google admitió recientemente haber pagado una suma millonaria a varios de sus ex ejecutivos acusados de conducta sexual inapropiada, lo que le ha puesto en el centro de las críticas dentro y fuera de la comunidad tecnológica.

A raíz de estas acusaciones, varios accionistas de la compañía han presentado una demanda formal, que en caso de ser procedente, podría llevar a juicio a Google por violar sus deberes fiduciarios, abusar de su poder y enriquecerse de manera ilícita.

Más en TekCrispy