Incluso en las antiguas civilizaciones mesopotámicas y egipcias la humanidad ha utilizado formas de control de natalidad. Desde entonces hasta nuestros días han surgido una gran variedad de formas de evitar el embarazo.

Sin embargo, con la excepción de la abstinencia, ningún método de control de la natalidad ofrece 100 por ciento de eficacia; como prueba, hay estimaciones que indican que aproximadamente la mitad de todos los embarazos no deseados ocurren mientras la pareja usa un método anticonceptivo.

Abortos espontáneos recurrentes podrían relacionarse a esperma de baja calidad

Inefectividad sin explicar

Las causas de esta inefectividad nunca han sido explicadas completamente, y aunque con frecuencia se han asociado al error humano, se cree que existen otras razones potenciales por las cuales un método particular de control de la natalidad podría fallar.

Los hallazgos de esta investigación podrían ayudar a estimular el desarrollo de herramientas médicas más precisas.

En este sentido, los resultados de un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Colorado Anschutz Medical Campus, ofrecen una pista sobre por qué algunas mujeres quedan embarazadas mientras usan el control de la natalidad hormonal.

Los investigadores descubrieron que algunas mujeres poseen una mutación genética que las hace producir una enzima extra que destruye los efectos supresores de la ovulación de los anticonceptivos hormonales, lo que reduce su eficacia.

Para el estudio, los investigadores observaron a 350 mujeres sanas con una mediana de edad de 22,5 años y un implante anticonceptivo en vigor durante 12 a 36 meses.

Los investigadores encontraron que el 5 por ciento de las mujeres analizadas tenían un gen llamado CYP3A7 * 1C, el cual codifica una enzima hepática que normalmente está activa solo en los fetos y se apaga antes del nacimiento. Pero en algunas mujeres, el gen se mantiene activo, haciendo que la enzima CYP3A7 se produzca en la edad adulta.

Un mayor riesgo de embarazo

La presencia anómala de esta enzima conduce a una descomposición más rápida del ingrediente activo de las formas de control de natalidad hormonal, y puede poner a las mujeres en un mayor riesgo de embarazo mientras usan anticonceptivos, especialmente en los métodos de dosis más bajas.

Aproximadamente la mitad de todos los embarazos no deseados ocurren mientras la pareja usa un método anticonceptivo.

El doctor Aaron Lazorwitz, investigador afiliado a la División de planificación Familiar del Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Universidad de Colorado Anschutz Medical Campus, y parte del equipo que realizó el estudio, comentó:

“Cuando una mujer dice que quedó embarazada mientras estaba bajo un régimen de control de natalidad, la suposición era que siempre era culpa suya. Pero estos hallazgos muestran que debemos escuchar a nuestros pacientes y considerar si hay algo en sus genes que causó esto”.

Este gen determina si el cáncer de próstata hará metástasis

Los hallazgos apuntan a cómo la farmacogenómica, un campo relativamente nuevo que analiza cómo los genes afectan la respuesta de una persona a los medicamentos, tiene el potencial de alterar dramáticamente la salud de la mujer, lo que resulta pertinente especialmente cuando se consideran las consecuencias sociales, financieras y emocionales de la falla de los anticonceptivos.

Los autores del estudio indican que los hallazgos de esta investigación podrían ayudar a estimular el desarrollo de herramientas médicas más precisas orientadas a ayudar a adaptar tratamientos anticonceptivos individuales para las pacientes.

Referencia: Influence of Genetic Variants on Steady-State Etonogestrel Concentrations Among Contraceptive Implant Users. Obstetrics & Gynecology, 2019. http://dx.doi.org/10.1097/aog.0000000000003189

Más en TekCrispy