Mientras se alimentan por medio de la extracción de sangre, los mosquitos inyectan numerosas proteínas salivales en la piel, y estas moléculas son capaces de modular varias respuestas del huésped.

Aunque se sabe que la saliva del mosquito mejora la transmisión y la patogenicidad viral, solo se ha caracterizado un número limitado de proteínas salivales específicas que influyen en estos procesos.

Bacteria encontrada en el antiguo suelo irlandés se muestra efectiva ante súperbacterias

A pesar de estos esfuerzos, aún queda mucho por descubrir acerca de cómo los factores salivales específicos facilitan la infección por el virus transmitido por mosquitos, y si la detección de estas proteínas puede prevenir o retrasar la infección.

Analizando la saliva de los mosquitos

En atención a esta necesidad, un equipo de investigadores de la Universidad de Yale, realizó un estudio que evidenció cómo atacar una proteína que se encuentra en la saliva de los mosquitos que trasmiten el virus del Zika, redujo la infección en ratones.

La investigación reveló que la proteína AgBR1 exacerbaba la infección por Zika.

Para identificar los factores salivales que modulan la infección por el virus del Zika transmitido por mosquitos, el equipo de investigación se centró en las proteínas antigénicas en ratones picados repetidamente por mosquitos Aedes aegypti, el principal vector de la enfermedad.

Seguidamente, los investigadores realizaron una prueba genómica para identificar las proteínas de los mosquitos, las cuales fueron posteriormente analizadas para determinar su efecto tanto en los ratones infectados como en cultivos celulares.

Estos análisis revelaron 5 proteínas, entre las cuales se encontraba la proteína sensible a bacterias A. aegypti 1 (AgBR1), cuya función en el hospedador vertebrado permanece desconocida. Por lo tanto, los investigadores procedieron a examinar si la proteína estimula respuestas inflamatorias in vitro y posteriormente in vivo.

Protección contra la enfermedad

Estos experimentos revelaron que AgBR1 exacerbaba la infección por Zika en los ratones.

En pruebas posteriores, los investigadores examinaron cómo el bloqueo de la proteína AgBR1 podría influir en la infección por Zika.

El hallazgo abre una vía para el potencial desarrollo de una vacuna que ofrezca protección contra el Zika y otros virus similares.

A tal fin, los investigadores desarrollaron un antisuero AgBR1 y se lo dieron a los ratones, que luego fueron picados por mosquitos infectados con el virus del Zika.

Sentido de audición de los mosquitos es capaz de percibir la voz humana

El equipo evidenció como el antisuero redujo el nivel de virus del Zika en los animales y brindó protección parcial contra la enfermedad, demostrando que los anticuerpos contra la proteína del mosquito pueden proteger a los animales de la infección por el virus del Zika.

Existe una necesidad urgente de desarrollar una vacuna contra el virus del Zika, y este enfoque ofrece un paradigma funcional para el potencial desarrollo de vacunas, tanto para el virus del Zika como para otros flavivirus y patógenos de importancia médica transmitidos por artrópodos.

Referencia: Aedes aegypti AgBR1 antibodies modulate early Zika virus infection of mice. Nature Microbiology, 2019. https://doi.org/10.1038/s41564-019-0385-x

Más en TekCrispy