El mundo se está calentando, y somos responsables. Algunos científicos evalúan si las mismas fuerzas globales que los humanos aprovecharon para impulsar el cambio climático, podrían usarse para mitigar los efectos del calentamiento global.

Una de las ideas populares en el campo de la geoingeniería dirigida al clima para combatir el calentamiento antropogénico, es la dispersión masiva de aerosoles que contienen, por ejemplo, compuestos de azufre en la estratosfera.

La Tierra cuenta con más vegetación: ¿qué tan positiva es esta noticia?

Intervención moderada

Se supone que dicho “velo estratosférico” reducirá la cantidad de luz solar que llega a la superficie de la Tierra y ralentizará la velocidad de aumento de la temperatura promedio. Sin embargo, aún no está claro qué consecuencias puede tener la aplicación de este enfoque.

De acuerdo al modelo, menos del 0,5 por ciento del planeta vería los efectos del cambio climático exacerbados.

En este sentido, una investigación realizada por un equipo de científicos de la Universidad de Harvard, el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y la Universidad de Princeton, encontró que si se utiliza la geoingeniería solar para reducir a la mitad los aumentos de la temperatura global, podría haber beneficios globales sin exacerbar el cambio en ninguna área geográfica grande.

Una preocupación que se ha planteado sobre esta idea es que reducir la luz solar entrante podría afectar el ciclo del agua. Específicamente, la investigación ha sugerido que, si se utilizara la geoingeniería solar para contrarrestar completamente el calentamiento provocado por las emisiones de CO2, la lluvia podría disminuir, y algunas regiones se verían más afectadas que otras.

El nuevo estudio analiza una intervención más moderada orientada a reducir a la mitad el calentamiento esperado en el próximo siglo, en lugar de detenerlo por completo, podría reducir drásticamente los riesgos de consecuencias adversas.

Indicadores climáticos

Para comprender mejor qué regiones podrían experimentar peores condiciones climáticas si la geoingeniería solar se combinara con los recortes de emisiones de CO2, los investigadores utilizaron un modelo de alta resolución de última generación para simular las precipitaciones extremas y los ciclones tropicales, también conocidos como huracanes.

Una de las propuestas para disminuir la temperatura global del planeta se basa en esparcir masivamente aerosoles en la estratosfera.

Los autores rastrearon los indicadores climáticos más prevalentes y descubrieron que limitar el calentamiento en un 50 por ciento, además de enfriar el planeta mismo, compensa un aumento de aproximadamente 85 por ciento en la intensidad de los huracanes y reduce la frecuencia de lluvias y sequías extremas en muchas regiones.

Según el modelo, menos del 0,5 por ciento del planeta vería los efectos del cambio climático exacerbados.

Así es como el cambio climático genera luchas más violentas entre las aves

Los investigadores manifiestan que este estudio representa un primer paso hacia la comprensión de cómo la geoingeniería solar podría utilizarse, junto con otras estrategias, para mitigar algunos de los peores impactos del cambio climático.

Finalmente, expresan los autores del estudio, estos hallazgos refuerzan la idea de que la aplicación de geoingeniería solar moderada sería altamente efectiva para mejorar la mayoría de los cambios climáticos regionales.

Referencia: Halving warming with idealized solar geoengineering moderates key climate hazards. Nature Climate Change, 2019. https://doi.org/10.1038/s41558-019-0398-8

Más en TekCrispy