Para los miembros de la manada, mantener posiciones elevadas en la pirámide jerárquica implica privilegios significativos en lo que se refiere a la nutrición y el éxito reproductivo.

En algunas especies, el rango social está determinado por las habilidades de combate individuales o las características físicas. Como regla general, los individuos menos dotados no pueden derrotar a sus contrincantes más grandes o más poderosos. Sin embargo, en otras especies, como las hienas manchadas, el rango social está determinado por la herencia del rango materno.

Estiércol de pingüinos y focas favorece la biodiversidad en la Antártida

Sistema nepotista

Esta estructura se puede comparar con una monarquía. La reina está en la cima y ​​sus descendientes heredan el trono. El estado de “reina” trae muchas ventajas, especialmente porque la jerarquía de las hienas suele ser estable. Sin embargo, ocasionalmente, la corona se mueve hacia otro individuo y las hienas de menor estatus ascienden en la pirámide jerárquica.

Las hembras que forman coaliciones con otras hembras que tienen fuertes lazos sociales, tienen la mayor posibilidad de derrocar a sus superiores.

Para profundizar en cómo se establecen los rangos de jerarquía en las hienas, investigadores de la Universidad Estatal de Michigan analizaron 5 generaciones de clanes de hienas manchadas de la Reserva Nacional Masai Mara de Kenia.

Las observaciones realizadas por más de 27 años, revelaron que en este sistema nepotista que impera entre las hienas, el poder y la estatura tienen poca influencia, e incluso los individuos pequeños, frágiles y enfermizos pueden tener dominio sobre sus compañeros, ya que el rango social está determinado por las alianzas.

La clave para una “rebelión” exitosa o, por el contrario, su supresión, invariablemente resulta ser la fuerza de la alianza que apoya al individuo rebelde o al líder actual.

Formar coaliciones

Los cambios de rango son raros entre las hienas manchadas. Sin embargo, cuando ocurren, las hembras armadas con una fuerte coalición marcan la diferencia. Los investigadores midieron los cambios de rango en el contexto de la agresión de coalición, donde dos o más individuos se unen en una agresión contra otra.

Mantener posiciones elevadas en la pirámide jerárquica implica privilegios significativos en lo que se refiere a la nutrición y el éxito reproductivo.

Los investigadores evidenciaron que las hembras que han logrado el máximo éxito en la búsqueda y reunión de compañeros, tienen las mayores posibilidades de tener un alto estatus social, una posición que es heredada por su descendencia, y a veces por varias generaciones.

La dulce mariposa virrey se vuelve amarga para detener a los depredadores

Los resultados también sugieren que a medida que las hienas individuales participan en más coaliciones juntas, están más dispuestas a desafiar a los individuos dominantes, y también a sus subordinados.

Los investigadores no se sorprenden por el poder de las alianzas. Las hienas, al igual que muchas otras especies sociales, prosperan con fuertes lazos sociales, y las lealtades que permiten a los individuos trepar a niveles más altos pueden ser las mismas que refuerzan los rangos, una vez que se han afianzado.

Referencia: Social alliances improve rank and fitness in convention-based societies. PNAS, 2019. https://doi.org/10.1073/pnas.1810384116

Más en TekCrispy