El banco NatWest, con sede en el Reino Unido, comenzará a probar las primeras tarjetas de débito que incorporan sensores de huellas digitales. La finalidad de esta tecnología es acabar con la necesidad  de las contraseñas y garantizar un mayor nivel de seguridad en los pagos.

Según The Guardian, la nueva modalidad también busca erradicar las restricciones con respecto al monto máximo que se puede pagar a través de los sistemas de pago sin contacto, además de incluir compatibilidad para otras alternativas de pago móvil, incluyendo Google Pay.

El banco ha anunciado que 200 personas integrarán el equipo de pruebas de la tecnología a partir del próximo mes de abril, siendo la primera vez que un sistema similar se prueba en el Reino Unido. Con respecto a la tarjeta, el sensor de huellas dactilares estará ubicado en el interior de la misma, tal y como podemos ver en las tarjetas con chips actuales. En este sentido, los usuarios deberán presionar el sensor al realizar cualquier pago, evitando la necesidad de ingresar un PIN o contraseña.

Utilizan huella dactilar impresa en 3D para burlar sensor de huellas del Samsung Galaxy S10

Actualmente, los pagos sin contacto son ampliamente utilizados en Europa, sin embargo, este método incluye restricciones con respecto al monto máximo permitido para gastar. En el Reino Unido, las operaciones de pago sin contacto no pueden ser mayores a 30 libras esterlinas. Esta restricción se aplica a las alternativas de pago electrónico Apple Pay y Google Pay.

En caso de que las pruebas preliminares tengan éxito, las nuevas tarjetas con sensores de huellas tendrán un impacto importante en el funcionamiento de los servicios de pago móvil, así como también garantizaría un nivel de seguridad mucho más adecuado para los usuarios.

NetWest reveló que trabaja actualmente con Visa y Mastercard en el proyecto, lo que quiere decir que los gigantes del sector están interesados en probar la tecnología para validar si su implementación a gran escala es una solución factible.

Más en TekCrispy