El síndrome de acento extranjero (FAS, por sus siglas en inglés) representa un trastorno del habla en el que los pacientes se expresan con un acento extranjero o regional diferente a su acento habitual.

Estos inusuales casos se han asociado con daño neurológico estructural como resultado de un accidente cerebrovascular u otra lesión, lo que se presume, afecta las vías neurales por las cuales el cerebro controla la lengua y las cuerdas vocales, produciendo así el extraño acento.

Así es como funciona la anestesia general para noquearte

Analizando casos

Sin embargo, los resultados de una reciente investigación sugieren que puede haber más en FAS de lo que se ve a simple vista, ya que muchos de los casos de FAS son “funcionales”, lo que significa que la causa del síndrome responde a procesos psicológicos en lugar de lesiones cerebrales.

el síndrome de acento extranjero puede ser un desorden neurológico funcional, ya sea que haya una lesión neurológica estructural o no.

Para llegar a esta conclusión, los autores de la investigación describieron las características de un grupo de 49 individuos con FAS autoinformado. Todos los participantes eran angloparlantes y los acentos extranjeros más comunes reportados fueron el italiano (12 casos), acentos del este de Europa (11), francés (8) y alemán (7), así como holandés, nigeriano y croata.

Los participantes enviaron una grabación de su voz para su evaluación por parte de expertos en el habla, así como también respondieron preguntas sobre sus síntomas, otras afecciones de salud y situación personal.

El análisis de estos datos condujo a los investigadores a clasificar al 71 por ciento de los pacientes (35 de los 49) como que tenían FAS “probablemente funcional”, es decir, de origen psicológico, mientras que solo el 20 por ciento de los casos estudiados (10 casos) probablemente tenían una base neurológica, mientras que los otros 4 casos no tenían un origen claro.

Ciertamente se trata de una clasificación un tanto subjetiva, ya que no existen criterios estrictos para el diagnóstico de FAS funcional.

Ninguno de los casos “funcionales” reportó evidencia sólida de daño neurológico a partir de una exploración cerebral, pero solo el 50 por ciento de los casos “neurológicos” reportaron dicha evidencia.

Origen psicológico

Una de las observaciones más relevantes, fue que la presencia de otros síntomas “funcionales” como el síndrome del intestino irritable (SII) fue mayor en el grupo de individuos cuyo origen de FAS se presume psicológico.

El síndrome de acento extranjero es un trastorno del habla en el que los pacientes se expresan con un acento diferente a su acento habitual.

En términos de las características de los acentos extraños, los pacientes con un supuesto origen funcional con frecuencia presentaban patrones de habla que mostraban inconsistencia o variabilidad.

¿Cómo evitar que los exámenes académicos sean una fuente de ansiedad?

Los resultados de este estudio generan una importante hipótesis: el FAS puede ser un desorden neurológico funcional, ya sea que haya una lesión neurológica estructural o no.

Por lo tanto, explican los investigadores, identificar características que puedan indicar FAS funcional con más certeza, ayudaría a desarrollar tratamientos y reducir el riesgo de daño iatrogénico.

Referencia: Understanding foreign accent síndrome. Journal of Neurology, Neurosurgery and Psychiatry, 2019. http://dx.doi.org/10.1136/jnnp-2018-319842

Más en TekCrispy