Aparece una nueva amenaza al ecosistema de las criptomonedas: DestroyerDAO, conformado por un equipo anónimo que asegura haber invertido en altcoins que terminaron siendo estafas. En este sentido, el equipo asegura que destruirá cualquier altcoin que la comunidad asegure que no es legítima.

¿Cómo podrían hacerlo? Al crear una organización autónoma descentralizada donde los usuarios de su propio token voten qué proyectos deben ser destruidos y cuáles merecen apoyo.

Actualmente, sin embargo, el proyecto se mantiene aún en fase de borrador. Su whitepaper parece ser una queja sarcástica hacia varias altcoins construidas sobre whitepapers que no tienen propósito real.

La primera fase de su plan consta de conseguir suficiente apoyo para su idea al conseguir 10,000 usuarios que se registren y posteriormente, aseguran que empezarán a construir y desarrollar su propio token.

En este sentido, en lugar de intentar que la gente invierta en otras altcoins con sus criptomonedas, alienta a que las persona “quemen” sus criptomonedas al enviarlas a direcciones done no puedan ser gastadas y, en primera instancia, está enfocando sus energías en realizar esto con Ripple (XRP).

Irónicamente, destruir las monedas únicamente aumentará el valor de las restantes. Sin embargo, DestroyerDAO aspira a contrarrestar este fenómeno al utilizar la quema como evidencia de que no vale la pena apoyar este proyecto y disuadir a los entusiastas de los mismos.

De forma poco sorpresiva, el proyecto ya cuenta con el apoyo de los maximalistas de Bitcoin (BTC) y los detractores de XRP, sin embargo, no parece que puedan conseguir la tracción necesaria como para lograr que este proyecto despegue.

Evidentemente, el equipo de DestroyerDao tiene las mejores intenciones. El propósito de su token $GSY es recompensar a los proyectos cuyos votantes consideran que valen la pena, al mismo tiempo que tratan de sanear de una vez por todas un ecosistema que cuenta con decenas de tokens sin ningún tipo de valor útil.