Microsoft liberó la nueva versión de Skype para la web que viene con mejoras notables que sin duda dejarán el uso de la aplicación de escritorio en segundo plano, ya que cuenta con características para mejorar la experiencia de chats y llamadas desde el navegador.

La actualización de Skype Web viene con soporte para videollamadas en HD, así como el servicio de grabación de llamadas, pero de momento solo está disponible para Chrome y Edge.

Nuevo panel de notificaciones

Skype Web llega con una nueva interfaz gráfica mucho más amigable que incluye un panel de navegación que te notificará cuando alguien te mencione en algún comentario, todo desde la misma ventana.

Asimismo se incluye un buscador para que puedas identificar texto en los chats o algún tema con facilidad.

Galería de medios

Otra de las nuevas características de la actualización de Skype Web es la galería de medios que agrupará todos los archivos e imágenes multimedia que envíen por chat, de manera que no tendrás que buscar en tus conversaciones, sino que ahora será mucho más sencillo de ubicar.

Videollamadas en HD

No podemos dejar pasar el nuevo featured, se trata de poder realizar videollamadas desde la web, sin necesidad de conectarte a la aplicación de Skype en tu computador. Esta sin duda es una de las mejores adiciones para la versión web hasta ahora.

La funcionalidad de grabación de llamadas estaba disponible en la versión de escritorio de Skype desde 2018, pero ahora podrás acceder a esta característica cuando te conectes desde el navegador. Esta característica es muy útil principalmente cuando estás en una conferencia importante y debes prestar atención a cada detalle, al grabar podrás volver a reproducir la conversación por si pasaste algo por alto.

Skype Web está disponible para Windows 10 o MacOS 10.12 Sierra y posteriores. La nueva versión del servicio funcionará de momento con Edge y Chrome, y una comprobación rápida sugiere que también funciona en los navegadores basados ​​en la última versión de Chromium (como Brave y Vivaldi). Otros navegadores, como Firefox, Safari u Opera, tendrán que esperar a una próxima actualización.