Según el reporte que expuso Wall Street Journal (WSJ) en su portal web, Snapchat procedió con el pago de algunos beneficios de indemnización a tres mujeres –son las hasta ahora confirmadas– que fueron afectadas por la tanda de despidos por parte de la compañía el año pasado, que además se alega, que a diferencia de lo que expuso la empresa, afectó al género femenino de manera desproporcionadas.

Las incomodidades surgen tras las dos rondas de despidos que ejecutó la compañía de Evan Spiegel a partir del mes de marzo del 2018 con el objetivo de reducir costos. Por su parte, la empresa dueña de la aplicación móvil afirmó que la mayoría de los empleados despedidos eran hombres, sin embargo, existen fuentes allegadas a los eventos que afirman lo contrario.

Otras fuentes familiarizadas con los despidos le afirmaron al WSJ que varias de las mujeres afectas –trabajadoras de los equipos de crecimiento y diseño– recibieron un pago de acciones en efectivo y acciones adicionales tras elevar sus quejas en cuanto a la discriminación latente en el proceso de la reducción del personal.

Mala fama desde el 2017

Estas acusaciones surgen luego de ciertas afirmaciones que se han dado a conocer en cuanto a lo preocupante que resulta la cultura sexista de la compañía propietaria de Snapchat. Por ejemplo, algunos empleados de Snap han elevado sus inquietudes sobre la cultura empresarial de la compañía, lo cual resulta un tema grave.

The Information publicó un informe el mes de diciembre del 2017 el cual exponía las polémicas reuniones que sostenía el jefe de recursos humanos de Snap, Jason Halbert, con los empleados, las cuales iban de 0 a 100 en breves minutos. El medio confirmó que Halbert acosaba a los empleados con sus historias de sus años como parte del cuerpo militar, entre las cuales afirmaba que “usó fantasías sexuales para ayudarlo a meditar, lo que lo llevó al orgasmo”. Por lo mismo, no ha de extrañarnos que Halbert forme parte de los altos ejecutivos en dejar la compañía.

Por otra parte, Cheddar publicó en mayo del año pasado un correo electrónico emitido por Shannon Lubetich –ingeniero de software de Snap– en noviembre del 2017, el cual exponía la cultura con “vibra sexista dominante” de la compañía y además denotaba la carencia de diversidad en la empresa. Tras dicha exposición, el CEO de Snapchat, Evan Spiegel, afirmó que la nota resultó ser una “buena llamada de atención”.

Entendiendo las controversias en las que se ha visto involucrada la empresa, han procedido con el cambio de algunas situaciones, como es el caso de la incorporación de cuatro mujeres a su planilla ejecutiva, y, si bien, no existen pruebas de cómo estas decisiones han mejorado la reputación de la empresa, las acciones de Snapchat han subido un 83% desde su caída en el último año.

Sin embargo, que la noticia de cómo la compañía de Spiegel discrimina el crecimiento de las mujeres llegue días antes del día internacional de la mujer, puede dejar mucho en dudo. Sobre todo, entendiendo que las mujeres despedidas informaron al WSJ que sus colegas masculinos menos experimentados avanzaban en el segmento laboral cuando a ellas se les daba por sentado para las promociones de roles por liderazgo. Asimismo, afirmaron que otras mujeres despedidas nunca recibieron evaluaciones de desempeño.