En los últimos 80 años, la calidad de la esperma humana ha disminuido en un 50 por ciento, y no se trata solo de una reducción de la cuenta de espermatozoides, sino que los que existen no tienen la misma movilidad que sus predecesores.

En el año 2016, un equipo de investigadores de la Universidad de Nottingham publicó un estudio cuyos resultados mostraban que los perros domésticos también estaban experimentando una disminución en la calidad del esperma.

Tu perro puede ser el mejor entrenador personal que puedas tener

Suposición correcta

Esto los llevó a preguntarse si algo en el entorno doméstico moderno podría estar contribuyendo a la disminución de la calidad de los espermatozoides tanto en humanos como en perros.

El estudio reveló que algunos compuestos químicos cotidianos en el entorno doméstico tienen un efecto perjudicial en los espermatozoides tanto de humanos como de perros.

Ahora, sobre la base de un reciente estudio de seguimiento, esa suposición parece ser correcta, y el “algo” responsable del efecto perjudicial en la calidad de los espermatozoides son, al menos en parte, químicos comunes en la vida cotidiana.

Para el estudio, los investigadores analizaron los efectos de dos productos químicos: el DEHP, es un aditivo que aumenta la plasticidad de un material y que se encuentra en todo, desde alfombras y tapicería hasta ropa y juguetes.

El otro compuesto analizado es el bifenilo policlorado 153 (PCB153), un químico industrial que una vez tuvo una amplia variedad de aplicaciones. Aunque su producción está prohibida a nivel mundial desde el año 2001, todavía se encuentra en abundancia en el medio ambiente, incluso en alimentos para perros.

Cuando los investigadores incubaron espermatozoides de donantes humanos y caninos con concentraciones de los productos químicos comparables a los que se encuentran en el ambiente natural, encontraron que estos compuestos tenían el mismo efecto perjudicial sobre los espermatozoides de ambas especies, disminuyendo su motilidad y aumentando el daño a su ADN.

Un modelo eficaz

Se sabe que cuando la motilidad humana de las células espermáticas es baja, la fragmentación del ADN aumenta, lo que se asocia con la infertilidad masculina.

En los últimos 80 años, la calidad de los espermatozoides tanto en humanos como en perros se ha degradado.

Ahora, los científicos han identificado estas mismas conexiones en perros domésticos que viven en el mismo entorno y están expuestos a los mismos contaminantes domésticos.

Las barbas de los hombres tienen más gérmenes que las pieles de perro

Esto significa que los perros pueden ser un modelo eficaz para futuras investigaciones sobre los efectos de los contaminantes en la disminución de la fertilidad, especialmente porque las influencias externas en sus cuerpos, como la dieta, son mucho más fáciles de controlar.

Los autores indican que el siguiente paso en la investigación será determinar cómo la región en la que se reside puede afectar la calidad del esperma tanto en humanos como en perros, ya que es en las regiones donde la industria está mejor desarrollada, donde el ambiente contiene más productos químicos.

Referencia: Independent and combined effects of diethylhexyl phthalate and polychlorinated biphenyl 153 on sperm quality in the human and dog. Scientific Reports, 2019. https://doi.org/10.1038/s41598-019-39913-9

Más en TekCrispy