Uno de los logros más grandes de la tecnología en los próximos años será que las personas y las máquinas puedan trabajar de manera conjunta para resolver las problemáticas que afectan a nuestro planeta, bien sea la ausencia de agua potable o garantizar que el sector de la cadena de suministro funciona de manera adecuada.

Por otra parte, los avances en materia de Inteligencia Artificial (IA) también han generado gran preocupación dentro de la comunidad tecnológica, sobre todo por el uso de esta tecnología para el desarrollo de la industria armamentista global, con robots asesinos que pueden desplegar ataques a distancia y otras máquinas que tienen la capacidad de matar personas en entornos de conflicto.

Sin embargo, técnicas de IA como el aprendizaje automático también han servido desde el punto de vista negativo para promover las deepfakes, una herramienta que se utiliza para manipular videos y hacer que ciertas personalidades reconocidas parezcan decir y hacer cosas que no han hecho o dicho. El director de tecnología de la firma McAfee, Steve Grobman, considera que es cuestión de tiempo para que esta tecnología se utilice para eludir la seguridad informática.

Con motivo de la conferencia RSA 2019, llevada a cabo hoy en la ciudad de San Francisco, California, Grobman explicó que los hackers y otros actores informáticos maliciosos pueden convertir estas tecnologías en un arma poderosa para falsificar información a través de las redes sociales. En este sentido, mencionó a las deepfakes, asegurando que son falsos positivos creados por las máquinas que tienen la capacidad de generar caos en la sociedad.

Nueva técnica agraria combina IA, botánica y química para mejorar el sabor de los cultivos

Para ejemplificar estas capacidades, Grobman mostró un video donde se mostraba a Celeste Fralick, una de sus colegas presente en el evento, revelando información a través de una deepfake que lucía muy real. Grobman afirmó que esta es solo una muestra de cómo la IA puede ser utilizada por hackers para actividades de ingeniería social y ataques de phishing.

 

Finalmente, Grobman explicó que la tecnología siempre es neutral, lo que deja al ser humano la responsabilidad definitiva de aplicarla para hacer el bien o el mal. En este sentido, advirtió sobre la necesidad de contar con una mejor comprensión de los riesgos de la IA, para así combatir mejor cualquier ataque informático llevado a cabo a partir de la desinformación con las deepfakes.

Más en TekCrispy