Luke Perry, conocido por su papel en la serie juvenil de los noventa, ‘Beverly Hills 90210’, y más recientemente por ‘Riverdale’, ha fallecido a los 52 años tras haber sufrido un derrame cerebral el pasado 28 de febrero.

The Hollywood Reporter confirmó la noticia este lunes por el representante del actor que interpretó a Dylan McKay en ‘Beverly Hills’. De acuerdo con el manager Arnold Robinson, Perry falleció acompañado de su familia y amigos más cercanos, añadiendo:

“La familia aprecia el inmenso apoyo y plegarias que le han extendido a Luke desde todo el mundo, y pide respetuosamente privacidad en este momento de gran duelo. No se revelarán más detalles por los momentos”.

De vuelta a la pantalla

Tras una década de gran éxito para Perry en ‘Beverly Hills 90210’, su presencia en televisión no desapareció, pero sí disminuyó en gran medida, apareciendo solo en roles como estrella invitada o en series que no tuvieron la respuesta de ‘Beverly Hills’.

Sin embargo, Netflix le devolvió el reconocimiento fichándolo como Fred Andrews en ‘Riverdale’, una de las series con mayor éxito y viralidad de la plataforma de streaming. Perry apareció en las tres temporadas de la adaptación de las historietas de Archie a un mundo más oscuro y menos inocente.

Igualmente, obtuvo un papel en la próxima película a estrenar de Quentin Tarantino, ‘Once Upon a Time in Hollywood’, en la que se rodeó de un elenco de actores de primera como Leonardo DiCaprio, Brad Pitt, Al Pacino, Margot Robbie, Dakota Fanning, Kurt Russell y James Marsden. En el drama que narrará la historia del asesinato de la entonces esposa de Roman Polanski, a manos de la Familia Manson, Perry interpretará el papel del actor Wayne Ernest Maunder.

Las noticias sobre su hospitalización surgieron en el contexto del posible retorno de ‘Beverly Hills 90210’ bajo la producción de Fox, pero se conocía que Perry no estaría en dicho proyecto. Igualmente, no participó en el reboot de 2010 que transmitió The CW, en el que sí participaron Shannen Doherty, Jennie Garth y Tori Spelling.

No hay duda de que Luke Perry siempre será recordado como Dylan, el rompecorazones, hasta él mismo ha expresado su cariño y agradecimiento al personaje diciendo: “Siempre me vincularán a él hasta que muera, pero está muy bien. Yo creé a Dylan McKay. Es mío”.